Mito #7: “El del TDAH es un diagnóstico controvertido”

 Gina Pera

Escrito por Gina Pera
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

MITO 7

Si te das una vuelta por Internet, verás miles de sitios web que denuncian que el TDAH es un fraude y acusan a la comunidad psiquiátrica de aliarse con la industria farmacéutica para fomentar su negocio.

Ah, y cuando visitas esos sitios, suele ser habitual que te animen a comprar un libro o algunos remedios para el cerebro tan caros como cuestionables. Al parecer, recurrir al miedo es algo que vende.

Sin embargo, si tú o tu pareja tenéis TDAH, sabréis que es un trastorno absolutamente real. Las pruebas no hacen más que aumentar, aunque muchos profesionales de la salud mental no hayan seguido las prácticas médicas idóneas.

La Declaración de Consenso Internacional sobre el TDAH

Hace más de una década, investigadores y médicos se hartaron de escuchar tantos mitos, conceptos erróneos e ideas extravagantes sobre el TDAH. Temían que aquellas informaciones incorrectas, que retrataban el TDAH como un fraude o como un trastorno irrelevante, iban a disuadir a miles de personas de buscar el tratamiento que necesitaban.

En el año 2002, bajo la dirección del psicólogo Russell Barkley, redactaron la Declaración de Consenso Internacional sobre el TDAH.

La declaración documenta, de forma clara y concisa, los hallazgos científicos con respecto a la validez y el impacto adverso del TDAH sin tratar sobre la vida de las muchas personas a quienes afecta. Entre sus 85 firmantes hay reconocidos médicos, psicólogos y científicos de todo el mundo.

Un extracto:

La cobertura mediática habitual acerca del trastorno lo presenta como si se tratara de un evento deportivo entre competidores del mismo nivel.

Se enfrentan los puntos de vista de un puñado de médicos inexpertos con los de una mayoría de científicos de alto nivel como si ambos tuvieran el mismo valor.

Tales intentos de equilibrio dan al público la impresión de que hay un desacuerdo científico fundamental acerca de si el TDAH es o no una condición médica real.

En realidad no hay tal desacuerdo, al menos no en mayor medida que lo hay sobre si fumar produce cáncer o sobre si es un virus lo que causa el SIDA.

Para decirlo claramente, el TDAH es un diagnóstico válido, con una fuerte base física centrada en el cerebro.

“Uno de los Trastornos mejor investigados en Medicina”

Incluso hace una década, la American Medical Association formó una comisión que llegó a la siguiente conclusión:

El TDAH es uno de los trastornos mejor investigadas en medicina, y los datos globales sobre su validez son mucho más convincentes que en la mayoría de los trastornos mentales y en muchas otras enfermedades.

El TDAH es aceptado como un trastorno válido y no controvertido por estas organizaciones profesionales, entre otras:

  • U.S. Surgeon General (Equivalente al Ministro de Sanidad de EE.UU.)
  • American Medical Association (Asociación Médica Americana)
  • American Psychiatric Association (Asociación Americana de Psiquiatría)
  • American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente)
  • American Psychological Association (Asociación Americana de Psicología)
  • Canadian Psychiatric Association (Asociación Canadiense de Psiquiatría)

Para 1993, 31 países habían adoptado el uso de medicamentos para el TDAH, según un estudio acreditado. Para 2003, 55 naciones habían reconocido oficialmente la validez del diagnóstico del TDAH y de la medicación como tratamiento.

Conclusión: no hay ninguna controversia.

Gina Pera

.

Publicado en TDAH Aspectos generales | Etiquetado , | Deja un comentario

Mito #6: “¡Es mucha medicación para alguien tan pequeño!”

 Gina Pera

Escrito por Gina Pera
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

hand_with_pills_in_palm_800_clr_14870

Algunos amigos míos de Twitter están siguiendo esta serie sobre los Mitos del TDAH. Les he preguntado por su mito favorito.

Desde Mobile (Alabama), el especialista en TDAH Dr. James Wiley me ha respondido con uno que escucha a menudo en su consulta.

Llamémoslo Mito # 6: ¡Es mucha medicación para alguien tan pequeño!

Él explica:

La dosis de medicación estimulante no depende del tamaño del individuo.

Hay personas pequeñas que absorben mal la medicación y la metabolizan rápidamente. Por lo tanto, se requieren dosis más altas que para personas grandes que la absorben bien o la metabolizan más lentamente.

Tengo jugadores de rugby que pesan más de 130 kilos a quienes les bastan dosis bajas y chavalillas que necesitan dosis altas. ¡No hay una regla fija!

Gina Pera

Publicado en TDAH Aspectos generales | Etiquetado , | Deja un comentario

Mito #5: “El TDAH existe para enriquecer a las compañías farmacéuticas”

 Gina Pera

Escrito por Gina Pera
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

mITO 5.1
“La industria farmacéutica no fabrica curas, sino clientes. Despierta, es Matrix”

Teóricos de la conspiración, tomad nota: El descubrimiento de que los medicamentos neuroestimulantes pueden mitigar los síntomas del TDAH se produjo accidentalmente. En 1937. Y costó 50 años que aquel descubrimiento se extendiera a la práctica clínica.

(En el capítulo 20 de mi libro “¿Eres tú, soy yo o es el TDAH adulto?” se explica aquel descubrimiento casual).

¿Quiere esto decir que podemos confiar siempre en las “grandes compañías farmacéuticas” y en sus tácticas de marketing? No. Eso es peligroso.

Pero en el caso del TDAH, sabemos que estos medicamentos son de ayuda. Con todas las dificultades que supone obtener un diagnóstico, conseguir las recetas para la medicación y demás, no habría manera de que las personas con TDAH siguieran tomando esta medicación si no funcionara.

Menospreciar el TDAH y los medicamentos utilizados para tratarlo como una operación de las “grandes compañías farmacéuticas” con fines lucrativos sólo sirve para estigmatizar a personas que ya se enfrentan a bastantes dificultades.

Estimulantes y personas: una larga historia

Sabemos desde hace siglos, quizá incluso milenios, que los estimulantes suaves favorecen la atención y la alerta en muchas personas, pero causan agitación en otras. Piensa en estimulantes tan extendidos como el tabaco, el café, el té e incluso el azúcar.

Podemos incluso decir que las personas con TDAH – que están en un extremo de los comportamientos humanos típicos – necesitan grandes cantidades de estimulación para “estar bien” o “ver con claridad”.

Después de todo, durante la mayor parte de la historia de la humanidad, el mero hecho de sobrevivir y encontrar comida implicaba suficiente estimulación. Para un sector de la población, puede que las comodidades modernas hagan difícil conseguir la cantidad necesaria de estimulación para su mente de una manera segura, prudente, saludable o sistemática.

Por otra parte, la vida moderna es terriblemente compleja y requiere gran cantidad de procesos cerebrales de orden superior para sobrevivir, no digamos para prosperar.

La “teoría de la rivalidad”: medicamentos vs psicoanálisis

¿Por qué pasó tanto tiempo hasta que los estimulantes se utilizaron habitualmente para tratar el TDAH? Las teorías abundan, incluyendo el hecho de que los primeros medicamentos tuvieran efectos secundarios más adversos. Otra teoría tiene que ver con – lo has adivinado – la rivalidad territorial profesional.

MITO 5.2

El catedrático de Psiquiatría de la UCSF Samuel Barondes, antiguo presidente del Consejo de Asesores Científicos del Instituto Nacional de Salud Mental, explica la teoría de la “rivalidad”.

Durante las largas décadas de dominio del psicoanálisis, muchos médicos consideraban este tipo de “terapia conversacional” como la primera opción de tratamiento para la depresión y la esquizofrenia, así como para el TDAH. Relegaron los medicamentos a tratamientos de segunda elección, si llegaban siquiera a pensar en ellos.

“Cuando se empezaron a introducir los psicofármacos”, recuerda, “no fueron muy bien recibidos por los psicoanalistas; todavía hay algo de tensión”.

En ninguna parte es tan evidente esta rivalidad territorial como en Francia, donde la bazofia psicoanalítica sigue dominando. De hecho, ni siquiera existe tal rivalidad.

Puedes tener más información sobre la situación en Francia:

¿Que los niños franceses no tienen TDAH? ¡Bien sûr, ils le font!

Vive La France! But Adieu To Its Abusive “Psychiatry” (en inglés)

Gina Pera

Publicado en TDAH Aspectos generales | Etiquetado , | 1 Comentario

Mito #4: “La vida moderna nos produce a todos una especie de TDAH”

 Gina Pera

Escrito por Gina Pera
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

mito 4

De hecho, puede parecerlo. Pero hay una diferencia entre un TDAH y “una especie de TDAH”.

Viviendo en el vertiginoso siglo XXI, es fácil sentir tanto agobio y estrés que cualquiera puede, a veces, olvidar detalles, comunicarse mal, gritar a sus seres queridos y distraerse de lo que se supone que debía estar haciendo.

Y luego están todos esos dispositivos electrónicos que juegan con los canales de la dopamina de nuestro sistema nervioso. No te equivoques: ¡juegan con ellos de verdad!

Para las personas con TDAH, sin embargo, estos problemas no son algo transitorio o circunstancial. Son persistentes y generalizados. “Sí, el mundo ahora es muy diferente, comparado con cómo era cuando la mayoría de nosotros crecimos; ahora hay que hacer muchos más juegos malabares”, admite la experta en TDAH Patricia Quinn, MD.

Así que, en cierto sentido, sí: la vida moderna nos produce a todos una especie de TDAH

¿Eso quiere decir, sin embargo, que nuestra acelerada vida produce TDAH? No, dice Quinn. Un estrés excesivo puede afectar a las funciones cerebrales de cualquiera, pero no produce TDAH. Nos ofrece esta conclusión: “Cuando se eliminan los factores estresantes, las personas con TDAH siguen teniendo TDAH. En otras palabras, no es simplemente el estrés lo que inhibe su funcionamiento. Es la falta de las habilidades necesarias para afrontar los retos”.

Por otra parte, nuestro acelerado mundo puede hacer que una persona con TDAH funcione peor que cómo lo habría hecho en épocas anteriores. De hecho, dicen algunos expertos, esta es otra razón por la que el TDAH está siendo más diagnosticado: porque la vida moderna exige de nosotros más que nunca.

Ciertamente, estamos aprendiendo que el buen funcionamiento del cerebro es vulnerable a la estimulación constante de los teléfonos móviles, la televisión, el correo electrónico, los videojuegos y nuestro cada vez más ruidoso entorno. Hay quien se habitúa a la estimulación como a una droga y se aburre con mayor facilidad si le falta su dosis.

Las personas con TDAH, sin embargo, parecen poseer una tendencia exagerada a buscar estimulación y luego sufrir más los efectos cognitivos incapacitantes de la sobreestimulación.

TDAH: no tan moderno, en realidad

Por último, fíjate en estos apuntes históricos:

  • La conciencia general sobre el TDAH se expandió en el siglo XX, comenzando hacia 1902, cuando el médico británico George Still enseñaba en el Real Colegio de Médicos y escribió sobre los componentes de la conducta (que había observado en las familias) en la prestigiosa revista médica Lancet.
  • Antes, el médico alemán Heinrich Hoffman había escrito unas nanas hacia 1860 sobre “Phil el inquieto” y “El pequeño Juan, siempre en Babia”. Estas historias, en opinión de muchos expertos, muestran un estrecho paralelismo con el TDAH.
  • Por otra parte, la historia del TDAH puede abarcar al menos 2.500 años. Fue entonces cuando el médico y científico griego Hipócrates pareció observar una enfermedad sospechosamente similar al TDAH. Describió pacientes que tenían “respuestas vívidas ante experiencias sensoriales, pero también menos tenacidad, porque el alma atiende rápidamente a la siguiente impresión”. No menciona los teléfonos celulares ni los videojuegos como factores causales.

Gina Pera

Publicado en TDAH Aspectos generales | Etiquetado , | Deja un comentario

Mito #3: “Los síntomas del TDAH son simplemente conductas humanas”

 Gina Pera

Escrito por Gina Pera
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

images

Tomados uno a uno, los síntomas del TDAH se parecen a conductas humanas normales, porque lo son. Pero no hay nada “simple” en esto.

“El TDAH es una cuestión de severidad, una exageración de comportamientos humanos normales”, explica la médico, escritora y experta en TDAH Patricia Quinn, MD.

Por otra parte, puedes tener un TDAH leve o severo – o estar en algún grado intermedio.

¿Es entonces cierto, como oímos a menudo, que “todo el mundo tiene algo de TDAH”? No. Una persona puede tener dificultades con algunos de los síntomas del TDAH, pero si no las tiene con un cierto número de ellos – hasta el extremo de que le supongan una discapacidad en su vida – esa persona no tiene TDAH.

El psicólogo J. Russell Ramsay, de la Universidad de Pennsylvania, echa por tierra el mito de que “todo el mundo lo tiene” de esta manera:

Decir que todo el que tiene algunos problemas de organización y procrastinación tiene TDAH es como afirmar que, como todo el mundo se siente triste o nervioso de vez en cuando, todos sufrimos trastornos de depresión o ansiedad.

Gina Pera

Publicado en TDAH Aspectos generales | Etiquetado , | 1 Comentario

Mito #2: “El TDAH es una excusa para la falta de responsabilidad”

 Gina Pera

Escrito por Gina Pera
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

stop

El psicólogo y experto en TDAH J. Russell Ramsay ha escuchado esa frase tantas veces que la ha nominado como uno de los tres mayores mitos sobre el TDAH (los otros dos se tratarán en futuros artículos de esta serie).

Como co-director del Programa de Investigación y Tratamiento del TDAH adulto de la Universidad en de Pennsylvania, ha observado que sus pacientes suelen dedicar mucho más tiempo y esfuerzo que las demás personas a tratar de cumplir sus responsabilidades – normalmente “el doble de esfuerzo para la mitad de resultados”. En vez de buscar una salida fácil, argumenta, “quieren conseguir una medida predecible de la relación causa-efecto en sus vidas”.

Harold Meyer, fundador del Centro de Recursos sobre TDA de la ciudad de Nueva York y entrenador de TDAH, está de acuerdo. “En general, las personas con TDAH saben lo que hay que hacer”, dice. “La dificultad y la constante frustración, tanto para sí mismas como para las demás, está en hacer lo que saben o, a veces, en pensar antes de actuar. En lugar de Preparados-Listos-Ya es Preparados-Ya-Listos”.

O, como dijo un paciente de Meyer, “Para cuando pienso lo que debería haber hecho, ya he hecho lo primero en que pensé”.

Sí, es cierto que algunos adultos con TDAH utilizan el diagnóstico como excusa. Pero, francamente, esto sucede sobre todo cuando no se dan cuenta de que el tratamiento puede eliminar en gran medida la necesidad de cualquier tipo de excusa. Simplemente han aprendido que los síntomas de TDAH no son, como siempre habían pensado, defectos de su carácter que podrían cambiar “si de verdad quisieran”. Y eso, sin duda, ha de ser un alivio.

Gina Pera

Publicado en TDAH Aspectos generales | Etiquetado , | Deja un comentario

Mito #1: “¡El TDAH es una cosa de niños!”

 Gina Pera

Escrito por Gina Pera
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

A happy African American man and boy, father and son, family sitting together at home

¿Es el TDAH una cosa sólo de niños? Evidentemente, no. Pero no siempre lo hemos sabido.

Hasta la década de los noventa, la mayoría de los profesionales médicos consideraba el TDAH como un diagnóstico sólo para niños, concretamente para niños físicamente hiperactivos (hay algunos en el mundo de la asistencia sanitaria – afortunadamente muy pocos – que todavía lo creen así). ¿La explicación?: se pensaba que los niños acababan superando el TDAH porque la hiperactividad física, considerada durante mucho tiempo como la marca distintiva del trastorno, tiende a disminuir con la edad.

Este error de percepción comenzó a cambiar en la década de los 70, cuando algunos pediatras con experiencia en el tratamiento del TDAH sacaron conclusiones al observar que “de tal palo, tal astilla”. Es decir, los padres de sus pacientes a menudo compartían muchos de sus mismos comportamientos, aunque en una forma adulta. Por ejemplo, no se automedicaban con dulces o actividades bulliciosas, sino con alcohol o cigarrillos.

“Al tratar a niños con TDAH, empecé a preguntar a sus padres si ellos habían tenido este tipo de problemas de niños, y el cónyuge replicaba, ‘¿Cómo que “había tenido”?'”, dice el psiquiatra Paul Wender, a quien se conoce como “el Decano del TDAH”. Wender es profesor de Psiquiatría en la Facultad de Medicina de Harvard. Comenzó a estudiar el TDAH hace cuatro décadas, convirtiéndose en un pionero en su diagnóstico y tratamiento, tanto en niños como en adultos.

Aquí hay otro punto importante: la mayoría de adultos de hoy que realmente tienen TDAH no fue diagnosticada de niños. De hecho, el 88 por ciento de quienes contestaron a la Encuesta a Cónyuges de Personas con TDAH dice que su pareja fue evaluada y diagnosticada ya de adulta, durante su relación. De acuerdo con las investigaciones más recientes, sólo 1 de cada 10 adultos con TDAH es diagnosticado.

Dada la mayor conciencia y los métodos de diagnóstico de hoy en día, si estos adultos fueran ahora jóvenes, es más probable que sus síntomas fueran reconocidos. Pero no fue así, y por lo tanto no es de extrañar que los críticos denuncien el “alarmante” aumento de los diagnósticos en la actualidad. Sin embargo, hay que decir que estos críticos no estaban preocupados por que el TDAH esté infra-diagnosticado – ni entonces ni ahora.

Pero incluso hoy en día, muchos niños brillantes a quienes el TDAH causa problemas permanecen sin detectar durante años, debido a que:

  • Su inteligencia les permite compensarlo
  • Sus padres les proporcionan apoyo y estructura sólidos
  • Asisten a escuelas altamente estructuradas
  • Nadie presta atención a los problemas y extrae conclusiones

Es sólo más adelante – quizá en la universidad, en su primer trabajo, en su primera relación seria, o con su primer bebé – cuando “chocan contra la pared”.

BARKLEY

De hecho, de acuerdo con Russell Barkley, una autoridad sobre TDAH, el trastorno es “mucho más evidente e incluso más discapacitante en adultos que en niños, porque los adultos tienen más ámbitos de responsabilidad”. Esto es, se espera que los adultos tengan un trabajo, lleven la casa, gestionen el dinero, cuiden de su salud y, en algunos casos, proporcionen una estructura diaria a los niños.

Gina Pera

Publicado en TDAH Aspectos generales | Etiquetado , | 1 Comentario

A la caza de los mitos sobre el TDAH: presentación

Gina Pera

Publicado el 22 de julio de 2015 por Gina Pera
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

Myths and Facts opposition written on whiteboard

A lo largo de la historia, siempre que no hemos conseguido entender algún fenómeno, los mitos han ocupado el lugar del conocimiento. A medida que aprendemos más sobre el TDAH, los errores que solemos encontrar (¡sobre todo en los comentarios a las noticias!) irán desapareciendo por completo. Esa es nuestra esperanza.

He creado esta nueva serie, A la caza de los mitos sobre el TDAH, para ayudaros a educar a los demás (incluso a familiares “reticentes”) sobre estos temas:

  1. Entender que el TDAH afecta a niños y adultos.
  2. Dejar a un lado las nociones erróneas que el TDAH es una excusa para la irresponsabilidad, un “comportamiento humano normal”, una consecuencia de la vida moderna, o una invención de las compañías farmacéuticas.
  3. Saber que el TDAH no es, en modo alguno, un diagnóstico “controvertido” y que todos los organismos científicos y médicos relevantes están de acuerdo en que el TDAH es un trastorno médica real.
  4. Darse cuenta de que, de no tratarse, algunos de los síntomas del TDAH pueden producir consecuencias graves

Estos son los siete mitos específicos que examinaré en las próximas semanas. Vuestros comentarios y sugerencias serán bienvenidos ¡Gracias!

  1. “… el TDAH es una cosa de niños”
  2. “…el TDAH es sólo una excusa para la falta de responsabilidad”
  3. “… los síntomas son comportamientos humanos básicos”
  4. “…la vida moderna hace que todos parezcamos tener TDAH”
  5. “… es un ardid para hacer ricas a las empresas farmacéuticas”
  6. “… el TDAH es un diagnóstico controvertido”
  7. “… el TDAH es una diferencia pequeña, no es para tanto”
Publicado en TDAH Aspectos generales | Etiquetado , | Deja un comentario

Asociación entre TDAH y adicción a videojuegos

marklfuerst.com

Publicado el 9 de mayo de 2016 por Mark L. Fuerst
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

psychiatric times

La adicción a videojuegos parece estar asociada con el TDAH y otros trastornos psiquiátricos, según indica un reciente estudio[1].

“Dedicarse de forma excesiva a jugar puede ser un mecanismo de escape o una manera de afrontar trastornos psiquiátricos subyacentes, un intento de aliviar sentimientos desagradables y de calmar la inquietud física”, dice el autor principal, Cecilie Schou Andreassen, Psy.D. de la Universidad de Bergen (Noruega).

app-Voyagerix-shutterstock_w.copyright

La investigación sobre “conductas tecnológicas adictivas” ha mostrado una fuerte asociación entre el uso adictivo de la tecnología y trastornos psiquiátricos comórbidos. Schou Andreassen y sus colegas llevaron a cabo un estudio transversal online sobre 23.533 adultos, de una edad media de 36 años. Analizaron si las variables demográficas y los síntomas de TDAH, trastorno obsesivo-compulsivo, ansiedad y depresión podrían explicar el uso compulsivo y excesivo de redes sociales y videojuegos.

Los investigadores encontraron correlaciones positivas significativas entre los síntomas del uso adictivo de la tecnología y los síntomas de trastornos mentales. La edad parecía ser inversamente proporcional al uso adictivo de estas tecnologías. Partiendo de este estudio, las personas más jóvenes con algunas de estas características podrían ser el objetivo de medidas para prevenir el desarrollo de patrones de juego poco saludables, según Schou Andreassen.

El sexo masculino está significativamente asociado con el uso adictivo de videojuegos, mientras que el sexo femenino se asocia significativamente con el uso adictivo de las redes sociales. “Los hombres parecen, en general, más propensos a hacerse adictos a los juegos online, los juegos de azar y la ciber-pornografía, mientras que las mujeres pueden serlo a las redes sociales, los mensajes de texto y las compras online”, dice Schou Andreassen. También existe una correlación positiva entre la soltería y las adicciones, tanto a redes sociales como a videojuegos.

Los análisis muestran que los factores demográficos explican entre el 11% y el 12% de la varianza en el uso adictivo de la tecnología. Las variables de salud mental explican entre el 7% y el 15% de la varianza.

“El estudio aumenta significativamente nuestra comprensión de los síntomas de salud mental y su papel en el uso adictivo de las nuevas tecnologías; también sugiere que el concepto de trastorno por uso de Internet (“adicción a Internet”) como unidad conceptual no está justificada”, explica Schou Andreassen.

El estudio emplea siete criterios para identificar la adicción a los videojuegos. Se puntúa la experiencia de juego en los últimos seis meses, en una escala que va desde “nunca” hasta “muy a menudo”. Las proposiciones son:

  • Estás todo el día pensando en jugar a videojuegos
  • Pasas cada vez más tiempo con los videojuegos
  • Juegas para olvidarte de la vida real
  • Otras personas han tratado sin éxito de reducir el uso que haces de los videojuegos
  • Te sientes mal cuando no puedes jugar
  • Tienes discusiones con otras personas (familiares, amigos) sobre el tiempo que pasas jugando.
  • Descuidas otras actividades importantes (trabajo, estudios, deportes) para jugar

Una puntuación alta en, al menos, cuatro de los siete ítems sugiere una adicción a los videojuegos asociada a problemas con la salud, el trabajo, los estudios o las relaciones sociales.


[1] Schou Andreassen C, Billieux J, Griffiths MD, et al. The relationship between addictive use of social media and video games and symptoms of psychiatric disorders: a large-scale cross-sectional study. Psychol Addict Behav. 2016;30:252-262.

Publicado en Adultos con TDAH, TDAH estudios | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Carta a la madre de un niño con TDAH

W.R.Cummings

Escrito por W. R. Cummings 
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

loving-adhd

A mi hermana, cuyo hijo tiene TDAH,

Cuando era un bebé, sabíamos que tu niño era diferente. Lloraba más que los demás y no sabíamos por qué. Aprendió a gatear más pronto y empezamos a especular acerca de por qué. Después, empezó a caminar y a desafiar los límites antes que ninguno, y ya estábamos bastante seguras de saber por qué.

Era más ruidoso y más destrozón y teníamos que vigilarle constantemente. WRC1Había en él siempre un comportamiento impulsivo a punto de estallar.

Cuando por fin fue diagnosticado de TDAH, lo único que sentimos fue alivio, por tener finalmente una respuesta oficial a lo que ya sabíamos.

Recuerdo una mañana, cuando Félix era pequeño, que viniste a mi casa sólo para charlar. Esperabas que una conversación adulta te distrajera de la sensación de que tu hijo te desbordaba.

Y, nada más llegar, te quedaste dormida en el sofá.

Llevé a Felix a la otra habitación y estuvimos jugando mientras dormías, porque sabía lo cansada que estabas. No era sólo cansancio físico por la falta de sueño (y es que Félix nunca dormía más de cinco horas), sino también cansancio mental. Cansancio emocional. Cansancio tipo ya-no-puedo-hacer-esto-ni un-segundo-más.

WRC2

Lo sabía porque lo veía en tus ojos y sobre tus hombros. Lo sabía porque, estando tan sólo un rato con él, yo acababa cansada. Sabía que dedicarle el 100% del tiempo, sin tener jamás un descanso, sería todavía más duro.

Porque no importa lo incondicionalmente que ames a tu hijo, criar a un niño con TDAH es muy duro. Tienes que estar en guardia cada segundo. Nunca puedes distraerte, porque tu hijo puede salir corriendo a la calle. Puede desaparecer detrás de un perchero en la tienda de ropa, o echarse en brazos de un extraño, ya que no entiende de límites ni de seguridad.

Ni siquiera en casa puedes descansar. Desmonta cosas para estudiarlas más rápido de lo que tú puedes volver a montarlas. Escondes el papel higiénico porque sabes que lo va a desenrollar entero o va a tirar el rollo al retrete. Colocas los objetos de valor a bastante altura, porque sabes que no durarán nada. Cierras la puerta con llave, porque sabes que va a salir a la calle si puede abrirla.

Estás agotada de tratar de que te haga caso trescientas veces al día. Estás cansada de tratar WRC3de enseñarle a obedecer, cuando él no puede ni siquiera estar mirándote durante más de un tercio de segundo. Estás exhausta de pasar tantos días sin tratar con personas adultas, porque es difícil quedar con los padres de otros niños o invitar a gente a casa cuando la mayoría de los adultos/padres no entiende cómo funciona el cerebro de tu hijo, ni sus impulsos. Es difícil ayudarle a hacer amigos (y así poder tú hacer amigos) cuando tu hijo sólo sabe jugar por su cuenta, no con los demás.

Es difícil vivir en armonía con otras personas cuando la gran mayoría de ellas tiene una idea negativa de tu pequeño, al que tanto te esfuerzas por educar bien. No hay café suficiente para superar este tipo de agotamiento. Está en lo más profundo de tu alma.

Veo que haces todo lo que puedes y te esfuerzas al máximo y quiero que sepas que ES SUFICIENTE.

No sólo es que estés haciendo lo suficiente, sino que es lo mejor. TÚ eres lo mejor para él. Vino a este mundo en un momento realmente “inoportuno” y, sin embargo, aquél fue el momento perfecto. Él cambió todo para ti. Y con el tiempo, tu estás cambiando todo para él. Vosotros dos estabais, literalmente, hechos el uno para el otro.

Y pese a que los últimos seis años han sido los más agotadores de tu vida, sé que también han sido los que más te han llenado (sí, esta contradicción tiene sentido, pero sólo si tienes hijos).

WRC4¿Y sabes por qué te han llenado tanto? Porque, acurrucado junto a ese agotamiento, en el fondo de tu alma, está el amor de un niño que, a los ojos de Dios, es perfecto.

Veo cómo le miras cuando duerme. Veo cómo le apartas el pelo de la cara y le arropas.

Veo cómo le miras cuando lanza la pelota más lejos que nadie de su equipo y corre las bases más rápido que cualquier niño de su edad. Veo cómo te entusiasmas cuando utiliza una habilidad motriz fina que nunca antes había utilizado. Veo cómo te ríes cuando dice algo divertido que surge del fondo de su rica imaginación.

Estás en el rincón de Félix y ESO es lo que él necesita. Incluso si estás molida a golpes y casi fuera de combate, sigues en su rincón, animándole.

Eres una gran madre. eres la mejor madre para él. Me encanta mirarte y estoy muy agradecida de que seas tú su madre.

Algún día, le veremos graduarse en el instituto, quizá casarse, tener hijos… y sabremos que fuiste TÚ quien permaneció a su lado y le enseñó a ser un buen hombre. Un buen marido. Un buen trabajador. Un buen padre.

Él se merece cada gramo de energía que le estás dedicando y lo agradecerá cuando sea lo bastante mayor para comprenderlo.

Te quiero.

De todo corazón,

La hermana que te ve.

Publicado en TDAH en casa | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario