Atajos hacia una casa más limpia y menos desordenada


La vida es demasiado corta para estresarse con ropa sucia, baños y cocinas. Libérate del agobiante trabajo doméstico con estos consejos prácticos, pensados para personas con TDAH; vivirás cada día de una forma más limpia y organizada.

Escrito por Judith Kolberg
Texto original en inglés


¿Deberían llamarse “tareas domésticas” o “arresto domiciliario”? No es fácil encontrar la diferencia, especialmente para personas con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Como dijo Erma Bombeck, “Las tareas domésticas son una cinta sin fin que va de la inutilidad al olvido, con paradas en el tedio y la improductividad”.

Debería haber una forma mejor; y la hay. En mis 16 años como organizadora profesional, he ayudado a cientos de adultos con TDAH a organizarse y tener al día sus tareas domésticas. Estos son los consejos para limpiar la casa en que confían mis pacientes con TDAH. Adáptalos a tus propias necesidades.

Cambio de actitud

A muchas personas con TDAH les gusta mantener sus cosas a la vista, porque verlas les ayuda a acordarse de repararlas, devolverlas, llevarlas o reemplazarlas. Desgraciadamente, el desorden es poco atractivo y distrae. Desearía que hubiera una manera fácil de librarse del desorden. Por desgracia, lleva algo de trabajo. Pero irá mejor si haces las cosas sistemáticamente.

Para mantener las cosas fuera de la vista, pero no fuera de la mente, usa recipientes, cajas y cestas transparentes con etiquetas. Cuando un recipiente esté lleno, será la señal para revisarlo y tirar lo que no necesitas.

Comienza por una habitación y luego continúa por la que está a su derecha. Sigue así hasta llegar al lugar donde comenzaste. Lleva contigo una bolsa de plástico mientras vas de habitación en habitación. Todo lo que quieras tirar va a la bolsa. Tira revistas viejas y correo basura, pero no pierdas tiempo revisando papeles sueltos. Tan sólo ponlos en un montón ordenado y sigue adelante. Revísalos cuando tengas más tiempo.

Cuando limpies un escritorio, una mesa u otra superficie grande, mueve las cosas a la derecha y limpia el polvo, luego pásalas a la izquierda y vuelve a limpiar.

Presta especial atención a las sillas y sofás. Como les digo a mis clientes, “Te mereces no compartir tu silla más que con tu trasero”.

Si encuentras algo que debe estar en otra habitación, échalo hacia la puerta. Al salir de la habitación, recógelo, llévalo a su sitio y regresa a tu ronda.

Hacer la colada

Consigue una cesta gigante para la ropa oscura y otra para la blanca. Olvídate de las cestitas y haz que todos los miembros de la familia echen su ropa sucia directamente en estas dos cestas comunes.

Cuando las cestas estén llenas, carga la ropa en la lavadora y, para asegurarte de terminar la tarea, programa dos temporizadores. Deja uno sobre la lavadora y lleva el otro contigo mientras vas por la casa haciendo otras tareas relacionadas con la colada. Por ejemplo, hacer las camas (los edredones ahorran tiempo porque hacen de manta y de colcha), emparejar calcetines, doblar las sábanas, planchar… Cuando termine cada lavado, coloca la ropa en la secadora, reinicia las alarmas y haz otras cosas relacionadas con la colada.

Hacer la colada te costará como mínimo tres bloques de 40 minutos, o dos horas, una vez a la semana.

Limpiar la cocina

Si el fregadero está lleno de platos sucios y los azulejos salpicados de grasa, tu cocina tendrá mal aspecto, aunque sea de mármol y oro.

Para reducir la cantidad de platos, usa platos y cubiertos desechables. Si eso te parece hacer trampas, usa al menos tazas y cuencos para cereales de cartón para que tus hijos los usen por las mañanas.

Para llevar la cuenta de cuándo usar el lavavajillas, usa un letrero de “limpio/sucio”. Después de la cena, enjuaga los platos, cárgalos en el lavavajillas y ponlo en marcha. A la mañana siguiente, descarga los platos limpios. Enjuaga y carga los platos del desayuno, pero no lo pongas en marcha. Después de la cena, enjuaga los platos, cárgalos en el lavavajillas y enciéndelo. Repite esta rutina todos los días.

Cada vez que abras el refrigerador, respira hondo y tira cualquier cosa con un olor dudoso. Una vez al mes, limpia a fondo la nevera. Las esponjas se llenan rápidamente de gérmenes, por lo que te recomiendo toallas de papel. Montones de toallas de papel. Para limpiar líquido derramado, usa una toalla de papel seca. Para lo que esté seco (migas, por ejemplo), usa una toalla de papel húmeda.

Si insistes en usar una esponja, hazlo como máximo siete días; entonces, lávala en el lavavajillas, úsala durante otros siete días y tírala.

No uses espray para muebles en las superficies de madera. Solo atrae polvo. Mejor límpialas con un paño ligeramente húmedo.

Limpia el suelo y las encimeras al menos una vez a la semana (y cada vez que las dejes hechas un desastre). Pon todo en la encimera de la izquierda y limpia, luego desplaza todo hacia la derecha y vuelve a limpiar. Si hay tantas cosas en las encimeras que es imposible ponerlas todas a un lado, es hora de quitar cosas de en medio.

Limpiar los baños

Una vez por semana, cierra la puerta del baño y haz correr el agua de la ducha lo más caliente posible. El vapor te facilitará la limpieza.

Rocía los espejos con limpiacristales y la encimera con un limpiador apropiado. Sécalo con toallas de papel. Friega el suelo al salir.

¿No estás de humor para limpiar? Pon un CD que te guste, tómate un cappuccino, canta, haz cualquier cosa (pero no enciendas el televisor, distrae demasiado). Usa un podómetro y juega a ver cuánto ejercicio haces. ¡Adelante!

No te preocupes si las tareas de limpieza no se realizan exactamente de la forma en que quisieras. Lo que importa es hacerlas en su momento.

Tu casa debe estar tan limpia como si fuera a venir a verte, digamos, un hermano soltero. Pero, a menos que tu madre venga de verdad a verte, no hace falta que tu casa esté tan limpia como a ella le gustaría.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en TDAH en casa y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Atajos hacia una casa más limpia y menos desordenada

  1. Candida dijo:

    La forma de explicarlo invita a llevarlo a la accion, sin stress.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.