Si mi cerebro fuese un coche


A quienes no tienen el trastorno les resulta difícil comprender qué se siente al tener TDAH. Es como un coche de carreras… un ordenador… un petardo…

Escrito por 
Texto original en inglés

El cerebro de una persona normal es como alguien que va en su coche a trabajar de una manera civilizada y respetuosa. Conduce por el mismo camino y llega uno o dos minutos temprano. Luego está mi cerebro.

Mi cerebro también comienza a conducir hacia su trabajo cada día. Pero al cabo de una hora, sale a mirar alrededor y ve que está en una jungla a 200 millas de su trabajo y no tiene idea de cómo ha llegado allí. Esta es la mejor manera que tengo de describir la sensación que tengo cuando mi atención finalmente vuelve a centrarse después de haberse dejado llevar; estoy tan lejos que es difícil saber cómo he llegado allí.

Me gustan las analogías (y los automóviles y los ordenadores), así que aquí va otra: mi cerebro es como un disco duro de 10 terabytes (es decir, diez veces mil gigabytes, lo que es una cantidad enorme) con un procesador extremadamente rápido, lo que significa que ahora estoy pensando en una cosa y a los ocho segundos, en otra completamente distinta. Como un ordenador súper rápido, puedo tener innumerables aplicaciones abiertas y ejecutándose a la máxima velocidad todo el tiempo, sin disminuir nunca la velocidad, hasta que me bloqueo. Pero si tienes un procesador más lento (como el cerebro de una persona normal), solo haces las cosas realmente necesarias, porque cada programa y cada documento tarda mucho tiempo en abrirse y ejecutarse. Haces una sola cosa a la vez; trabajas de forma lineal. Yo funciono como la explosión de un petardo.

Mi cerebro funciona a trompicones. Empiezo en un lugar, digamos un problema de matemáticas. Lo siguiente que sé es que estoy pensando en que voy a jugar a airsoft con mis amigos en Los Ángeles en Acción de Gracias. Antes de terminar la hoja de ejercicios de matemáticas, mi cerebro ha visitado cien lugares diferentes, todos a la máxima velocidad. Los otros ordenadores (también llamados cerebros) de clase se centraban en terminar correctamente y entregar la hoja de ejercicios.

Aunque no siempre puedo controlarla, siempre soy consciente de la velocidad y la atención dispersa de mi mente. Y esto ha hecho crecer en mí un miedo persistente y profundo a meter la pata. A nadie le gusta oír en su cabeza: “¡EH, NO PUEDES HACER BIEN TU TRABAJO! ¡JA!” Así que me mantengo alejado de las tareas que sé que serán difíciles. Y cuando mi madre me pregunta en qué estoy pensando, digo “en nada”, porque toda mi vida me han reñido por no estar haciendo o pensando lo que debía. Pensaba en otras cosas o no hacía mi trabajo o hacía algo REALMENTE IDIOTA.

Todo se suma. Tengo miedo de hacer las cosas mal. Entonces, cuando mi madre me pregunta: “¿De qué quieres hablar?” Yo digo: “No lo sé”, porque no quiero decir nada que la haga juzgarme. No, no estoy diciendo que mi mamá me juzgue. Es solo que mi cerebro está tan acostumbrado a tener problemas que no quiere volver a liarla.

Hay una cosa que me hace meterme en líos constantemente: el movimiento. En clase, hago un ángel con las manos, juego con los dedos, me agito, hago muecas, cojo cualquier cosa para hacer lo que sea con ella, etc. Si no estoy haciendo algo (cualquier cosa), mi cerebro cree que quiero irme a dormir. Entonces comenzará a apagarse. A veces leer es lo bastante estimulante. A veces, pensar es lo bastante estimulante. Pero sentarme en clase sólo a escuchar hace que mi cerebro literalmente se duerma. Es una locura.

Algunos chavales que conozco beben refrescos para mantenerse despiertos, pero a mí la cafeína me hace el efecto contrario. Me tranquiliza mucho. También he oído que los cerebros con TDAH caen en adicciones con mucha más facilidad que cualquier otro cerebro. Hace poco, por ejemplo, mi madre tuvo que traer al ejército para despegarme de la pantalla de mi ordenador nuevo. Es broma, pero ya me entiendes. Nos hacemos adictos con mucha más rapidez. Puede ser porque necesitamos estar todo el tiempo haciendo algo.

Sin embargo, esta necesidad de estimulación no es del todo mala. Si hay un trabajo sobre coches que tengo verdaderas ganas de hacer (me encantan los coches y sé mucho sobre ellos), entonces uso lo que llamamos hiperfoco. Esto hace que emplee todo mi cerebro y bloquee todo lo demás. Así que ahora mismo, al escribir esto, estoy hiperenfocado. Pero al comenzar este párrafo, me paré a pensar en las cosas buenas del TDAH y me encontré literalmente descentrado. Es algo así como salir de un sueño profundo o de meditación. Casi parece que acabas de correr la milla y vas recuperándote, sólo que sin el dolor físico.

Es bastante difícil de explicar, pero la conclusión es que concentrarme tan fuertemente agota mis energías. Cuando salgo de un enfoque así, puedo sentir que las puertas se abren y los pensamientos se abren paso hacia mi cerebro a un millón de millas por hora. El hiperfoco aparta de la mente mis pensamientos. Puedo usarlo en la escuela, pero es difícil entrar y salir del foco para escuchar lo que la gente tiene que decir.

La conclusión es que el TDAH no es tan malo. Y tener TDAH no significa que debas dejar de ser como eres. El TDAH no te inhabilita ni te convierte en un reflejo pálido de quien realmente eres. Es como aprender a programar: no puedes ponerte a pensar que puedes arreglarlo tú todo y puede que necesites ayuda. Lo más importante, necesitas conocimientos. El truco es conseguir que los conocimientos vuelen hacia tu cerebro la mitad de rápido que todos esos pensamientos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en TDAH Aspectos generales, TDAH en primera persona y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Si mi cerebro fuese un coche

  1. Gabriel dijo:

    Que es tdah?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.