¿Demasiado orgulloso para tener TDAH?

Escrito por Douglas R. Cootey
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés


“Leche / Huevos / Lo otro”

¿Eres demasiado orgulloso para hacer listas de tareas? ¿No te gusta admitir que tienes problemas de memoria por el TDAH? No eres el único.

Tengo un familiar con TDAH. Nunca escribe nada. No prepara recordatorios. Insiste en que tiene que recordarlo 1todo por sí mismo, y por supuesto, rara vez lo hace. Yo estoy encantado de no tener ya ese problema.

Me recuerda lo mal que lo pasamos con mi hija en la escuela secundaria. Su maestra, supuestamente preparada para enseñar a niños con dificultades de aprendizaje, insistía en que mi hija tenía que recordar ella sola todas sus tareas. No me decía cuáles eran esas tareas, así que yo no podía ayudarle a terminarlas. Sus notas eran horribles.

Verás, mi hija tiene, entre otras cosas, serios problemas de memoria. Yo luchaba todos los años para que incluyeran los recordatorios de tarea para los padres en su IEP[1], y esa maestra se resistía. ¿No quería que la molestaran? ¿Era por obstinación? ¿Pensaba que el problema de memoria de mi niña era una cuestión de disciplina? Puede que nunca lo sepa. Ya se ha jubilado. Sin embargo, tuvimos que realizar una evaluación psicológica completa en el Primary Children Hospital años más tarde para poder añadir ese diagnóstico al IEP de mi hija. Afortunadamente, su maestra de bachillerato entendió que mi niña tenía problemas de memoria. ¡Qué diferencia marcó el abordar esa discapacidad de aprendizaje en la educación de mi hija!

Yo también tengo problemas de memoria. Son del tipo TDAH. Entro en una habitación y olvido por qué he entrado. He desarrollado la capacidad de reconstruir mis pensamientos fragmentados y retomar el hilo, pero a veces hay que filtrar demasiadas distracciones. Por ejemplo, no puedo recordar más de tres cosas en una lista de la compra. Diablos, tengo suerte si puedo recordar dos. Entro en esos deliciosos supermercados, llenos de coloridas distracciones, y de repente estoy llamando a casa para preguntar por qué estoy allí. ¡Qué vergüenza! Así que ya no me molesto en intentar acordarme. Hace más de diez años que no lo intento. Lo escribo todo.

Yo era demasiado orgulloso para las listas de tareas. ¡TENÍA que recordarlo yo solo! Pero, tras muchos años volviendo a casa de la tienda con los artículos equivocados o peor, teniendo que volver a por lo que se me había olvidado, me volví un converso. Ahora AMO CON LOCURA las listas de tareas.

Ojalá mi familiar no fuera demasiado orgulloso para ayudarse a sí mismo. Prefiero estar orgulloso de no olvidar nunca nada que insistir obstinadamente en que mi peculiar cerebro tiene que portarse como es debido. Puedo recordar muchas cosas, pero la leche, los huevos y esa otra cosa no están entre ellas.


[1] IEP son las siglas de Individualized Education Program (Programa de Educación Individualizado). Es el programa estadounidense de enseñanza de educación especial, que incluye los apoyos y servicios que el alumno necesitará para progresar y tener éxito en la escuela. Cada programa está diseñado para satisfacer las necesidades particulares de cada estudiante. (N. de la T.)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en TDAH en primera persona y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.