Razones por las que hay personas con TDAH que no buscan ayuda

Escrito por Neil Petersen 
Traducido por la Dra Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

Muchas personas con TDAH pasan mucho, mucho tiempo sin ser diagnosticadas. A veces nunca llegan a serlo.

Normalmente, esto se debe simplemente a que no conocen los síntomas del TDAH y tampoco tienen a nadie que reconozca que tienen rasgos de TDAH, así que viven en una ignorancia “no tan bendita”. Es difícil buscar ayuda para algo que no sabes que tienes. Si no sabes lo suficiente como para relacionar los problemas de tu vida con el TDAH, la respuesta por defecto es culparte a ti mismo o a otras personas de esos problemas.

Sin embargo, hay personas que sospechan que pueden tener TDAH, pero no buscan ayuda psicológica profesional. ¿Por qué pasa esto? Se me ocurren varias posibles razones:

 

  • Saben que tienen TDAH, pero no saben cuánto pueden beneficiarles el tratamiento: cuando has vivido toda tu vida con TDAH, eso es lo único que conoces, así que es difícil ver hasta qué punto interfieren sus síntomas en tu vida, y mucho menos cómo cambiará ésta cuando esos síntomas sean tratados. Incluso si las personas reconocen tener algunos síntomas del TDAH, es posible que no se hagan una idea de la profundidad de esos síntomas y que no comprendan cómo puede llegar a cambiar su vida tratarlos. Y si no crees que tratar el TDAH vaya a mejorar mucho tu vida, desaparecen de entrada varios de los incentivos para buscar ayuda.
  • Piensan que sus síntomas no son tan malos: las personas con trastornos de salud mental tienden a carecer de una idea clara sobre su propio trastorno. Es algo que forma parte del lote, y el TDAH no es una excepción. Las personas con TDAH están tan acostumbradas a vivir con sus síntomas, que pueden verlos como algo normal. También pueden aferrarse a la creencia de que, si “se esfuerzan más”, sus síntomas desaparecerán, aunque todos los antecedentes indiquen lo contrario.
  • Han tenido malas experiencias con profesionales de la salud mental: Desgraciadamente, hay muchos profesionales de la salud mental que no saben gran cosa sobre el TDAH. Un número significativo de personas con TDAH ha tenido que acudir a múltiples profesionales de salud mental, a veces durante muchos años, antes de obtener un diagnóstico correcto. Por cada persona con TDAH que recibe un diagnóstico erróneo, cambia de médico y es diagnosticada correctamente, es probable que otra persona mal diagnosticada pierda completamente la fe en los psiquiatras.
  • Buscar ayuda les parece un signo de debilidad: para mí, ser proactivo para mejorar tu salud mental es un signo de fortaleza y resiliencia, pero todavía hay un gran estigma en nuestra sociedad en torno a la búsqueda de ayuda psicológica. Es probable que algunas personas duden de buscar diagnóstico o tratamiento para el TDAH porque han recibido el mensaje de que acudir a un profesional de la salud mental es un signo de debilidad, o algo propio de “locos”.
  • Van a buscar ayuda … pero no ahora: las personas con TDAH son procrastinadoras contumaces. Sin ninguna duda, muchas personas que sospechan que tener TDAH tienen la intención de buscar tratamiento, pero nunca llegan a hacerlo.
  • No quieren estar tomando medicamentos durante mucho tiempo: algunas personas pueden dudar a la hora de buscar evaluación de un posible TDAH porque no quieren tomar medicamentos indefinidamente, así que no tiene mucho sentido que les diagnostiquen. Sin embargo, olvidan los otros muchos beneficios de buscar ayuda para el TDAH. En primer lugar, un diagnóstico oficial puede abrirte posibilidades como adaptaciones y reconocimiento legal de tener una discapacidad. En segundo lugar, incluso si no tienes intención de seguir tomando medicamentos de por vida, probarlos durante un tiempo limitado puede hacerte ver cómo afectan los síntomas del TDAH a tu vida y cómo es la vida sin esos síntomas. Por último, incluso si optas por no tomar medicamentos, trabajar con un profesional de la salud mental te permitirá comprender tus síntomas de nuevas maneras y encontrar otros métodos para manejarlos.

Yo diría que ninguna de ellas es una buena razón para no buscar ayuda para el TDAH. Son razones comprensibles, claro, pero en última instancia, contraproducentes.

El problema es que es difícil tomar una decisión informada acerca de cómo afectará el diagnóstico de TDAH a tu vida hasta que realmente te diagnostiquen. En mi caso, sé que el proceso de diagnóstico y tratamiento del TDAH condujo a ideas completamente nuevas, que yo nunca habría esperado.

Pasar de pensar “hmm, podría tener TDAH” a dar el paso concreto de acudir a un profesional de la salud mental puede cambiar tu vida. Si crees que podrías tener TDAH pero no tienes intención de buscar ayuda, es muy probable que estés subestimando el impacto que tendría en tu vida trabajar con un profesional de la salud mental durante algún tiempo. Piénsalo de esta manera: si no te evalúan de TDAH, no sabrás lo que te puedes estar perdiendo, pero si te encuentras con un profesional de salud mental, siempre tienes la opción de volver a vivir con un TDAH no diagnosticado ni tratado, ¡si es eso lo que prefieres!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Adultos con TDAH, Diagnóstico TDAH y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.