23 signos de que no tienes TDAH

Escrito por Rick Green
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

Hay montones de test y cuestionarios que puedes realizar para saber si tienes TDAH. Nosotros tenemos uno online. ¡O puedes hacerte algunos escáneres cerebrales!

Pueden mostrar qué es lo que pasa, pero no te ayudan realmente a terminar lo que estás posponiendo ni a encontrar lo que has perdido, ¡y seguro que no te ayudan a ser puntual!

Pero, como la mayoría de las personas que hacen test teme descubrir que tiene TDAH, he creado un test nuevo. Lo llamo “23 signos de que no tienes TDAH”. Este nuevo y fabuloso cuestionario es tan científico como he sido capaz de hacerlo. Quiero decir que me puesto la bata de laboratorio que solía llevar cuando daba clases en el Centro de Ciencias de Ontario, en los años 70 (a finales de los 70; en realidad, soy bastante joven). De acuerdo, es más científico que eso, pero la bata de laboratorio también ayuda. ¡Así que allá vamos!

Patrick McKenna, Rick Green

23 SIGNOS DE QUE NO TIENES TDAH

1. Eres un desastre en las crisis

Las personas con TDAH suelen ser excelentes cuando fluye la adrenalina. Por eso hay tantas personas con TDAH en profesiones que liberan adrenalina: militares, policía, bomberos, medicina de urgencias, mercado de valores, alta tecnología, negocio del espectáculo y ventas.

  1. Sientes que estás viviendo conforme a tu potencial

Una de las cosas más comunes que escucharás decir a los adultos con TDAH es: “Tengo un rendimiento bajo”. Apuesto a que incluso adultos con TDAH famosos, como Richard Branson, se sienten así. ¿Una razón? Es posible que realmente tengamos un rendimiento bajo. Es difícil rendir al máximo cuando tienes el equivalente a nueve radios sonando a todo volumen en tu cabeza a todas horas.

3. Terminas tus trabajos a tiempo

`¡Guau!, ¿cómo es eso?

4. En el último mes, algunos amigos te han dicho: “Parece que últimamente tienes TDAH. Tal vez deberías hacerte una prueba “

El TDAH está ahí desde la infancia. “He estado tan disperso, confundido y abrumado… desde que explotó mi casa”; eso no es TDAH. Es estrés y agobio por la explosión de tu casa. O por la muerte de un ser querido. O por perder el trabajo. O por cualquier crisis reciente.

5. Has estado en la misma empresa más de seis meses

De acuerdo, es una exageración. Pero tendemos a ser personas inquietas. O a que nos despidan. O a marcharnos a empezar en una nueva empresa.

6. Tus padres y hermanos no tienen TDAH

TDAH se da dentro de las familias. Está en tus genes. La estadística que he escuchado mencionar a los principales expertos es que es en un 79% hereditario. Aproximadamente la misma tasa de heredabilidad que tu altura.

7. Has hecho la declaración de la renta y la has archivado con antelación

Guau. Ni me lo puedo imaginar.

8. El término ‘hiperfoco’ no tiene nada que ver contigo

A pesar del nombre, el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad no es un “Déficit” de Atención. Es una atención irregular, no manejada e impredecible. A veces dirigida a las cosas equivocadas. O en el momento equivocado. Cuando estamos interesados, estamos enfocados con láser.

9. Cuando alguien pregunta: “¿Qué estabas pensando?” puedes decírselo

Punto.

10. Sin apartar los ojos de esta pantalla, puedes decirme dónde has dejado las llaves

11. No tienes problemas para leer nada de esto

Un 40% de los niños con TDAH tiene un trastorno del aprendizaje, como dislexia. Y la mayoría de los niños con TDAH se convierte en adultos con TDAH.

  1. Tiendes a escuchar más que a hablar

Parece que cada vez que me entrevistan en la radio, el presentador revela que uno o dos de sus hijos han sido diagnosticados y cree que él mismo también lo tiene.

13. Sientes curiosidad por saber si tienes TDAH

No soy el único adulto con TDAH que se ha dado cuenta de que las personas que se oponen con más vehemencia a la posibilidad de tener este trastorno son las que parecen tener muchos de sus síntomas. Varios de los expertos que participan en nuestros videos nos han dicho lo mismo.

14. Tienes un gran sentido del tiempo y nunca te pierdes

No es una verdad universal que las personas con TDAH carezcan de esta capacidad. De hecho, yo he desarrollado un buen sentido del tiempo. Pero muchas personas con TDAH se pierden o llegan tarde a todas partes.

15. Tu lista de tareas pendientes tiene menos de 493 elementos

No preguntes. Nos entusiasmamos.

16. Puede verse tu escritorio

Por alguna razón, las personas con TDAH necesitan montones. Y lo extraño es que sabemos qué hay en cada montón. Lo que parece desorganizado, en realidad está organizado de diferente manera.

17. De vez en cuando entras en una habitación y te preguntas: “¿Y para qué he venido?”

Hay días en los que regreso adonde comencé, “Ah, claro, iba a por la grapadora”. Y luego vuelvo a buscarla… y llego… y me pregunto… “Maldición, ¿¡qué es lo que he venido a buscar!?”

18. No sueles reaccionar de forma exagerada

El TDAH afecta a las funciones ejecutivas: organizar, priorizar, mantener el hilo, terminar… También tiene que ver con monitorizar tus emociones. Reaccionar de manera apropiada. ¡Sea lo que sea lo que eso signifique! ¡Quiero decir, de veeeeeras! ¡DIOS MIO! ¿Cómo se atreven a decir que reacciono de forma exagerada y que soy un melodramático? ¡Esto es el fin del mundo!

19. No hablas contigo mismo

La memoria de trabajo, es decir, tener las cosas en mente… “Eso es, la grapadora. Voy a ir a buscarla”… suele ser un punto débil de los adultos con TDAH. Así que hablar en voz alta ayuda a mantenerla presente.

20. Has dicho “No más café para mí. ¡Son más de las siete!”

La cafeína es un estimulante. Medio mundo la usa para centrarse en el trabajo. Los medicamentos para el TDAH también son estimulantes. A diferencia del café, no son adictivos. Muchos adultos con TDAH descubren que pueden tomar café por la noche y, de hecho, les ayuda a centrar sus pensamientos y ralentizar su mente acelerada. Y entonces pueden dormirse.

21. Puedes decir de qué marca es tu camisa por la etiqueta

Cuando pedimos camisetas sobre TDAH para nuestra tienda, nos aseguramos de que vinieran sin etiquetas o con etiquetas extraíbles. Raro, ¿verdad? Realmente no. Ya ves, tenemos dificultades para manejar nuestra atención. Y nuestras emociones. Y nuestras reacciones. Pero también las sensaciones físicas. Salas ruidosas, luces brillantes, ciertas telas, incluso las etiquetas de la ropa; todos estos factores pueden agravar la irritación del córtex prefrontal, al que le cuesta lidiar con los abrumadores estímulos.

22. Tu armario no está lleno con un equipo de buceo sin estrenar, instrumentos musicales, ropa de ejercicio, equipo de yoga y equipamiento deportivo.

Las personas con TDAH tendemos a interesarnos por muchas cosas. Podemos ser curiosos. Y entusiastas. Y decir ‘sí’ a todo.

23. Has leído esta lista en orden, pensando en cada punto, sin saltarse al final

De nuevo, tengo que decir ¡Guau! ¡Bien por ti, porque yo no puedo hacerlo!

 

Si crees que tienes TDAH, no estás solo. Aproximadamente 1 de cada 25 adultos está incluido en su espectro: probablemente tienen dificultades en la vida, pero no saben por qué. Y creen que son perezosos, de voluntad débil, raros o tontos.

No estás loco. No es una enfermedad mental. Es la forma es que está estructurado tu cerebro. Tiene que ver con niveles bajos de ciertos neurotransmisores. Es biología, no moral. Y hay muchas cosas que tú puedes hacer.

Un estudio reciente de la Universidad de Memphis mostró que las personas con TDAH puntuaban más alto que sus “iguales neurotípicos” en 11 pruebas estándar de creatividad. Entonces, si descubres que tienes TDAH, eso explicará muchos de tus desafíos y también dónde puedes triunfar. Y en algún momento sentirás alivio: “¡Entonces, había una razón!”. Y es casi seguro que también pensarás, “¿Por qué no lo he sabido antes? ¿Por qué no lo ha visto nadie hasta ahora?”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en TDAH en primera persona, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 23 signos de que no tienes TDAH

  1. Mònica dijo:

    Genial. Que manera de identificarme!!!
    En la explicacion final, claro. En el test pars nada!!! Jaja
    Muchas gracias!

    Me gusta

  2. Maria dijo:

    Estudio medicina. Estoy en mi primer año y finalizándolo me di cuenta de que no es normal ser tan distraída, siempre me cuesta más que a mis amigos tengo que estudiar por horas y horas y saco la peor nota. Me hablan y si duran por mucho tiempo hablando lo más seguro es que me distraiga y este ya pensando en otras cosas… no he ido al psicologo pero ya me muero por hacerlo y mejorar en mi rendimiento ya que no quiero abandonarlo por nada del mundo😢 espero marcar un antes y un después en mi vida luego de saber esto ya que es muy frustrante.

    Me gusta

  3. Imelda. García Carrillo dijo:

    Sigo todavia creyendo que tengo tda pero no estoy segura. Pero en mi es algo grave porque en mi trabajo no debo equivocarme lo que me ocasiona mucho estrés, pero tienen razón me encanta, a pesar de las ocasiones que me he sentido frustrada con ganas de morir, pero sé que es una racha y me recupero.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s