Por qué las personas con TDAH no terminan lo que empiezan

Escrito por Neil Petersen
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu

Texto original en inglés

 

Para ser claros, quienes tenemos TDAH sí que empezamos proyectos y sí que los terminamos. Algunas veces. Aunque me imagino que la proporción entre los proyectos que terminamos y los que empezamos es un poco peor que la media.

Entonces, ¿por qué las personas con TDAH tenemos una reputación (bien merecida) de empezar cosas y no terminarlas? Se me ocurren en varias razones:

  • Perder la motivación cuando pasa la emoción inicial: Cuando tienes TDAH, tanto tu motivación como tu capacidad de concentración están estrechamente vinculadas a lo interesante y estimulante que encuentres algo. Te falta la capacidad de autorregulación necesaria para “forzarte” a ti mismo a centrarte o estar motivado. Lo que significa que todo va bien mientras la emoción inicial de una nueva idea recorre tus neuronas, puedes perder rápidamente ese impulso una vez que la novedad va desapareciendo.
  • Procrastinación sin fin: Cuando las personas con TDAH dejamos un proyecto sin terminar, no quiere decir que nos sentemos y digamos, “¡A tomar por saco! ¡Por fin he acabado con esto!”. A menudo, nuestros planes de seguir trabajando en ello sólo se van desplazando una y otra vez hacia un futuro que nunca llega. Retrasar indefinidamente tareas que se han vuelto aburridas para nosotros es una de nuestras especialidades.
  • No tener en cuenta lo que supone realmente completar un proyecto: planificar con gran detalle no es algo que las personas con TDAH hagamos con naturalidad. Tendemos a centrarnos desproporcionadamente en nuestros impulsos a corto plazo y a pensar en el futuro en términos vagos, como mucho. Lo que significa que somos propensos a caer en la trampa de iniciar proyectos sin pensar en detalle a qué nos estamos comprometiendo en realidad.
  • Exceso de compromisos: Esto tiene relación con el punto anterior sobre no planificar. Por decirlo suavemente, se sabe que las personas con TDAH se comprometen a veces a cosas sin detenerse a pensar en dónde se están metiendo, en lo referente a la cantidad de tiempo y de trabajo que supone. Esto puede llevar a exceso de compromisos y cuando tienes más proyectos de los que puedes encajar en tu jornada, alguno saldrá malparado.

Sin duda esta lista no está completa. De hecho, es casi como si… la hubiera iniciado y no la hubiera terminado. ¡Si se te ocurren otras razones, no dudes en agregarlas a continuación!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en TDAH en primera persona y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Por qué las personas con TDAH no terminan lo que empiezan

  1. micca dijo:

    Muchísimas gracias por estos artículos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s