Cuando el colegio produjo ataques de ansiedad a mi hija

mom is the word

El profesor de mi hija pensaba que ponía excusas para no terminar su trabajo de clase, así que le saqué rápidamente de su error.

Jennifer Gay Summers

Escrito por Jennifer Gay Summers
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

Estaba cenando con mi hija, cuando vi cómo apartaba el arroz del plato y se comía sólo el pollo.

“¿Qué te pasa, Lee?”

“Me duele el estómago.”

“¿Es por el colegio?”

“¡Sí!” Sus mejillas enrojecieron mientras sus palabras salían atropelladamente, “El Sr. Peters me ha vuelto a mandar demasiado trabajo en clase. No pude terminar a tiempo y él actuó como si yo estuviera poniendo excusas”.

“¿Le dijiste que te sentías desbordada?”

“Sí. Le dije que creía que me iba a explotar la cabeza. Pero me contestó que mandarme menos tarea a mí no sería justo para los demás”.

Aparté mi plato y pensé, Ojalá me hubieran dado un dólar por cada vez que un profesor le ha dicho eso a mi hija.

“Pero yo no soy como los demás”, dijo Lee. “Es una tortura; todo ese trabajo es como tener que escalar una gran montaña. Mi profesor dice: “Vamos, empieza a hacer tu trabajo” y me dan ganas de llorar”.

Lee había hecho lo correcto en su defensa, pero yo también entendía al profesor. He sido profesora de bachiller, tenía cerca de 40 alumnos en clase y escuchaba todo tipo de excusas cuando los estudiantes no terminaban su trabajo: “Estoy demasiado cansado por el entrenamiento de anoche”, “necesito más tiempo para pensar” o “me duele la cabeza”. Lo que parecía un desprecio de los sentimientos de Lee podría ser, en realidad, una conclusión a la que el maestro había llegado: que Lee estaba poniendo excusas.

Como madre de una niña con TDAH y problemas de aprendizaje, también sabía cuándo me llegaba un grito de ayuda. El hecho de que Lee no pudiera hacer todo su trabajo de clase, y que eso le causara ataques de ansiedad, era una explicación sincera, no una excusa. El Sr. Peters necesitaba más explicaciones, esta vez mías. La ansiedad de Lee estaba empeorando en sus clases, y eso me preocupaba.

Había asistido a una conferencia donde aprendí que las niñas con TDAH y ansiedad o depresión son mucho más propensas a pasar desapercibidas en clase, porque sus síntomas se muestran de forma diferente. A diferencia de los niños con TDAH, las niñas sufren en silencio y se hunde su autoestima sin que nadie se dé cuenta. No es extraño que los maestros de Lee insistieran en que la auto-defensa es la máxima prioridad en décimo curso. Y me heló la sangre escuchar que las niñas también corren un mayor riesgo de conductas autolesivas, trastornos de alimentación e intentos de suicidio. Apartando mis temores a un lado, envié un email al Sr. Peters diciendo que quería hablarle de los problemas de Lee en su clase. Él respondió que pensaba que Lee podría necesitar un nueva adaptación para reducir su carga de trabajo y propuso una reunión de IEP[1]. Así que, después de todo, la había escuchado. Tal vez no había querido ofrecerle falsas promesas hasta que pudieran ser puestas en práctica oficialmente.

El equipo de IEP se reunió la siguiente semana y acordamos que su IEP debía incluir una reducción de su carga de trabajo. Aquella noche, le di a Lee la buena nueva cuando nos pusimos a cenar. Atacó la pasta y la ensalada y comió más que en la última semana.

“¿Quieres repetir?”, le pregunté.

Asintió con la cabeza. La explicación estaba clara.

[1]  Individualized Education Program: En EE.UU., programa adaptado a las necesidades educativas específicas de un alumno con una discapacidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en TDAH en el colegio y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s