5 señales que te advierten de que puedes estar en un punto crítico

Laurie Dupar

Escrito por Laurie Dupar
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

totally-add-logo

Recientemente, he advertido en mis pacientes un patrón que yo llamo “punto crítico”. El Woman-blow-drying-hair-cropped“punto crítico” es básicamente un momento en la vida de las personas en el que, por diversas razones, las estrategias que han estado utilizando para compensar los retos de su TDAH parecen haber dejado de funcionar. Este “punto crítico” se experimenta a menudo junto con sentimientos de agobio y caos. Hasta el “punto crítico”, la gente ha sido capaz de compensar los retos conocidos o desconocidos del TDAH con estrategias que usaban, quizá sin darse cuenta. Hasta el “punto crítico”, habían sido capaces de adaptarse y afrontar bien sus síntomas, incluso hasta el punto de que su TDAH pasara desapercibido a un diagnóstico formal de TDAH (en otras palabras, sus síntomas no interferían con sus actividades). Pero, por alguna razón, un cambio en su vida – que podría ser un ascenso en el trabajo, un cambio en una relación, un cambio de colegio, o mil cosas diferentes – vuelve las estrategias actuales ineficaces y, con el tiempo, hay una sensación de que las cosas ya no “van bien” y de hecho, la vida parece estar viniéndose completamente abajo.

Estas son algunas situaciones de la vida que podrían ser “puntos críticos”:

Señal de advertencia # 1: nuevos problemas en la escuela. A menudo, al empezar la escuela primaria, secundaria o superior, los estudiantes comienzan a desmoronarse al experimentar mayor responsabilidad, por tener que ir a muchas aulas, hacer más deberes y tener clases mayores. De repente, parece que ya nada funciona. No pueden llevar a cabo lo que quieren, todo parece ir hacia el caos, las cosas comienzan a írseles de las manos. Sus deberes empiezan a resentirse; pueden tener problemas para concentrarse en clase, olvidarse de entregar la tarea o comenzar a experimentar dificultades con las viejas amistades. A menudo, no se reconoce que estas señales de advertencia tengan que ver con el TDAH, porque los estudiantes habían logrado hasta entonces manejarlo o compensar sus retos. Los padres y educadores comienzan a sentirse impotentes cuando un estudiante, brillante hasta ahora, parece estar desmotivado.  A los estudiantes se les dice que sólo tienen que esforzarse más. Todo el mundo duda de cómo reconducir al niño; los estudiantes comienzan a sentirse tontos, vagos e incapaces.

Señal de advertencia # 2: Incapacidad de salir adelante después de cambios importantes. Algunas personas con TDAH experimentan su primer “punto crítico” después de un cambio significativo en su vida… aunque sea un cambio positivo, como casarse o mudarse a una nueva casa. Estas importantes celebraciones de la vida se anticipan con gran alegría, pero a menudo pueden suponer un “vuelco” para el equilibrio. Tal vez eras capaz de equilibrar tu vida y tu horario y dónde ponías las cosas hasta ahora, pero te has casado y ahora tu cónyuge hace las cosas de otra manera o espera que las cosas se organicen de forma diferente a como tú lo harías, por no hablar de tener que guardar más cosas en el mismo espacio. Poco a poco te das cuenta que las cosas no funcionan tan bien como antes, y si se supone que éste es el momento más feliz de tu vida, algo debe de pasarte… ¿no? ¡No! Los cambios importantes en la vida, como casarse, tener otro hijo o mudarse de casa, a menudo pueden alterar tu equilibrio inconsciente.

Señal de advertencia # 3: No consigues realizar con éxito la transición a un nuevo puesto de trabajo. Hasta el “punto crítico”, lo has estado haciendo muy bien en tu trabajo. Tan bien, que te han ascendido. Poco a poco, puede que empieces a notar que en este nuevo puesto no lo haces tan bien como todo el mundo esperaba y comiences a aislarte, a tener miedo de ir a trabajar; podrías llegar a ser despedido. ¿Qué ha pasado? Has alcanzado tu “punto crítico”. No es que no sirvas para el nuevo trabajo, sino que los cambios en el trabajo a menudo implican cambios de compañeros, apoyos, lugar de trabajo, etc., que te pueden descolocar.

Señal de advertencia # 4: Cambios en la dinámica familiar. Si te encuentras con nuevas responsabilidades y cambios en tu familia, como hacerte cargo de tu padre anciano, aumentar tu familia o tener un nuevo compañero de cuarto, las responsabilidades adicionales, el cambio de rutina y el estrés pueden ir penetrando poco a poco en ti, abrumándote y haciéndote incapaz de afrontarlas como antes. Es fácil que empieces a pensar que eres una madre horrible, que no puedes con las responsabilidades de una familia o que estás condenado a vivir solo. No eres TÚ, es que te han sacado de tu equilibrio y tu capacidad de compensar el TDAH con tus antiguas rutinas y estructuras ya no funciona. Pero en lugar de ver la verdad, que no has hecho nada mal, o tener conciencia de que puedes solucionarlo, te llenas de culpa y vergüenza inmerecidas.

Señal de advertencia # 5: Una lesión física. La gente a menudo experimenta su “punto crítico” cuando una estrategia de manejo del TDAH como el ejercicio disminuye o cambia el nivel de actividad. Muchas personas con TDAH desconocen que la práctica de deportes y/o el ejercicio diario proporcionan dopamina extra a nuestro cerebro y proporcionan estructura y rutina a nuestra vida, lo que ayuda a manejar mejor los síntomas del TDAH. Los “puntos críticos” son habituales en atletas de bachillerato que han tenido tanto éxito deportivo como académico, y experimentan por primera vez el fracaso al ir a la universidad. Sin el riguroso entrenamiento físico y la estructura del bachillerato, poco a poco se van viniendo abajo. Otro “punto crítico” común en personas con TDAH se da cuando han sufrido una lesión y tienen que disminuir su nivel de actividad o ejercicio. Este cambio en la rutina y la ausencia de suministro diario de dopamina extra puede comprometer el equilibrio anterior, los niveles de energía y la capacidad de concentración; la vida comienza a tambalearse.

Como ves, hay muchas razones, a menudo fuera de tu control, que podrían conducirte a un “punto crítico”. Permanece atento a la próxima edición de mi e-zine, donde hablaré de cómo evitar rebasar ese punto. Porque recuerda, un “punto crítico” significa estar en una encrucijada en la que puedes decidir cómo reaccionar: puedes continuar por ese camino hacia el caos y el agobio o puedes conseguir reestructurarte y volver a aprender cómo afrontarlo y conseguir centrarte de nuevo. Puedes encontrar más información en http://www.coachingforadhd.com.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Adultos con TDAH y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 5 señales que te advierten de que puedes estar en un punto crítico

  1. Elena es buenísimo, pero necesito la segunda parte ya , jajaja es super urgente, en mi casa estamos todos en un puntazzo de estos seguro jajaj. Un besazo tocaya.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s