El divorcio al estilo TDAH

No es el TDAH quien arruina los matrimonios, sino las personas.

Escrito por Kate Hurley
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

ADDitude

Estuve casada dieciséis años con Adam, un hombre con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH); nuestros tres hijos también lo tienen. Tuvo que ser uno de esos niños quien me demostrara que no es el TDAH lo que hace naufragar un matrimonio. Es que personas como mi marido decidan o no esforzarse por manejar sus síntomas.

Nadie reconoció el TDAH de Adam hasta que nuestro hijo mayor fue diagnosticado, con tres años. Para entonces, yo estaba desbordada. Mi trabajo era tan exigente como el de Adam, pero al volver a casa, él no hacía casi nada. No pagaba facturas, no cocinaba, no limpiaba, no ayudaba a hacer los deberes ni acostaba a los niños.

¿Podía mi marido cambiar?

Cuando buscamos ayuda profesional, yo era una treintañera llorona con un niño de cuatro años con TDAH y otro de dos años que también parecía tenerlo. Aun así, las palabras del terapeuta eran reconfortantes: cada una de nuestras vidas es como un aeropuerto muy concurrido, explicó, y yo estaba gestionando demasiado tráfico. Era por eso por lo que nuestro matrimonio no funcionaba.

Estaba en lo cierto. Yo estaba gestionando mi propio aeropuerto y los de mis hijos, mientras hacía que funcionara el de mi marido – el ir y venir, la limpieza, la organización de su vida personal y financiera. Nuestro terapeuta le leyó la cartilla a Adam: si no ponía su vida en orden, toda la familia se estrellaría.

Pese a la conclusión negativa de la metáfora, me sentí esperanzada. Yo quería a Adam. Si seguíamos las instrucciones del terapeuta, teníamos un matrimonio mejor a nuestro alcance.

Sin embargo, eso nunca sucedió. Tenía tantas ganas de que las cosas salieran adelante, que lo intenté durante diez años. Adam también quería que nuestro matrimonio saliera bien. Quería estar a la altura de sus responsabilidades. Lo que no podía hacer era cambiar. No quería tener que acordarse de tomar la medicación, o estar pendiente de renovar sus recetas. Me di cuenta de que, en el fondo, Adam no quería madurar.

El momento crítico

Un día encontré a nuestro hijo de nueve años escribiendo febrilmente un montón de post-it. “Estoy tratando de escribir todo lo que se supone que papá tiene que hacer hoy. Si se los pego en la camisa, quizá se acuerde”.

Lo lamenté aquella noche. Mi hijo es una persona leal, como yo. Pero él se merecía el lujo de dedicar sus pensamientos al baloncesto, no a mantener a su padre en el buen camino.

El final llegó cuando le pedí a Adam que llevara a nuestra hija de seis años a su clase de ballet y la recogiera tres días en una semana. En su descargo, tengo que reconocer que fue capaz de dejarla allí a las 6:30. Pero se olvidó de recogerla a las 7:30 todos los días, a pesar de que yo se lo recordaba cada mañana. Finalmente, tuve que aceptar que él no iba a cambiar. Cuando le propuse separarnos, Adam se quedó desolado y perplejo.

La moraleja

Una amiga trató de hacerme cambiar de opinión. Le dije que mirara a mis hijos. Ellos también tienen TDAH. Pero, a diferencia de su padre, que eligió caer de bruces, ellos hicieron lo necesario para llegar a ser adultos responsables.

No es el TDAH lo que destruye matrimonios. Quien que produce el daño es la persona que no se enfronta a su diagnóstico, no se compromete con su medicación y no se responsabiliza de sí misma. Si no nos hacemos cargo de nuestras vidas, las personas más cercanas a nosotros sufren.

Hace cuatro años, me diagnosticaron hipertensión y tuve que tomar medicación para bajarla. En aquel momento eché la culpa a la tensión causada por la negativa de Adam a reconocer y manejar su TDAH. Él se lo tomó a risa.

Ahora soy yo quien se ríe. Mi tensión arterial se normalizó a los diez días de nuestro divorcio y ha sido normal desde entonces. Los medicamentos están ahora en la basura, donde deberían haber estado hace una década.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Adultos con TDAH y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a El divorcio al estilo TDAH

  1. Johana Arboleda dijo:

    Mi ex y yo tenemos el trastorno pero ninguno de los dos lo sabíamos; lo deje después de vivir con él los peores tres años de mi vida. Cuando con el tiempo diagnosticaron a nuestro hijo, él deicidio culparme por “malcriarlo” y por haberlos separados, dijo entre risas que gracias a su hiperactividad él había logrado todo en su vida (aún no sé a que se refería porque hasta este día, su vida ha estado marcada por los fracasos) fue una época muy difícil para mi, sobre todo por que no sabía como lograría lidiar con el TDAH de mi hijo, sin tener el tiempo, los recursos, ni ayuda para lidiar con el mío. Viví cada día con gran esfuerzo, ante las críticas de mi familia, el padre de mi hijo y la desesperanza de su escuela, pero cuando estaba a punto de tocar fondo recordaba “Nadie dijo que sería fácil”…. Han pasado varios años y digo con orgullo que mi hijo es un excelente estudiante, una gran persona, consciente de su trastorno y comprometido.
    Con mucho esfuerzo yo también he logrado llegar a convertirme en quien soy: Una madre, profesional y persona comprometida en hacer que se reconozca que el gran problema del TDAH es no luchar contra sus efectos.

    Me gusta

  2. mika dijo:

    Muchísimas gracias porque estas lecturas son muy enriquecedoras para entenderme y seguir adelante. Gracias

    Me gusta

  3. Tengo cincuenta años. Casi, todavía cuarenta y nueve.

    Puedo afirmar que estuve en los zapatos de Adam y estoy convencido de que mi esposa hizo lo correcto al separarse de mí. Actualmente ella me ayuda en los aspectos que puede y yo lo agradezco.

    Hoy sé que mi diabetes, que está bajo control, es resultado del TDA y que mi absoluta carencia de amistades y conocidos es igualmente resultado del mismo mal. Quien no lo entienda, no lo conoce. ¿Alguien se ha preguntado alguna vez qué se sentirá salir a la calle en dirección a su coche y diez cuadras más adelante darse cuenta que va en dirección opuesta y que son sólo media cuadra habría bastado? o ¡Qué tal manejar para llevar a mi hijo a su clase de los miércoles por la tarde y a medio camino dar media vuelta, porque no llevo al hijo?

    Claro. Seguramente es porque no me interesa cambiar… Me parece que es irresponsable lo que escriben.

    Por cierto, me tomo mi Anfebutamona todos los días a las 0600 y mi Metilfenidato diariamente a las 0600, 1000 y 1400 horas, siete días a la semana. Y asisto a todas mis citas mensuales con mi doctora familiar para el chequeo de la diabetes y le llevo mi glucómetro para que vea mis lecturas y me juzgue como si tuviera una pequeña idea de lo que es comer verduras y gelatinoso pescado cocido tres veces a la semana.

    ¿Quieren saber lo que es el TDAH? Acérquense a Adam y aprendan de él.

    Me gusta

  4. Gracias por este artículo. El título me atrapó y leerlo me ha hecho entender de repente mucho del pasado, de mi decisión de separarme, y del presente educando aún a un hijo con TDAH. Mi ex esposo nunca pudo ser diagnosticado debido a su negativa a aceptar que podía tener cualquier trastorno, pero he leído tanto que me atrevo a decir que siempre tuvo TDAH, y aún un psiquiatra que nos conoció (yo llegué al punto del estrés) lo dice. Tengo dudas y temores con respecto al futuro de mi hijo, ya jovencito, por eso sigo esta excelente página. No encuentro un profesional que me/nos ayude afrontando el diagnóstico -que le fue dado cuando era niño- y a él mismo le cuesta aceptarlo y decidir que es responsable por su futuro y de alguna manera por el bienestar de las personas que lo rodean y que somos los que más lo queremos. Le incomoda la palabra “trastorno”. Mi deseo es que aprenda a disfrutar verdaderamente de la vida, sentirse una persona valiosa y formar su propia familia responsablemente.

    Me gusta

  5. Lour dijo:

    Bueno, yo tambien tengo TDAH, y he tenido excelentes calificaciones. Primero que todo, no juzguemos a todos los pacientes con TDAH, cada uno es diferente, cada uno tiene sintomas diferentes, el TDAH es un abanico de sintomas que varia de persona en persona, y hay que ponerse en los zapatos de ambos lados, Adam tal vez era el tipo de persona que en el fondo tenia miedo de ser ridiculizado por el hecho de ser “trastornado” (yo tambien vivo con eso y siempre me ridiculizan en publico), asi que mejor era evitarlo todo y hacer como que nada paso, ahora en el lado de la señora, excelente!, los medicamentos y tal y el apoyo al hijo, pero, por favor, se que somos personas dificiles, pero no los abandonen, esa persona sufre y necesita ayuda, y en adultos es mucho mas dificil de manejar, es posible eso si, y si, capaz sea la actitud de la persona hacia el TDAH, pero como dije, es dificil, yo siempre olvido cosas y me siento mal conmigo mismo cuando no lo hago bien, la actitud es imporante eso si, pero no estoy de acuerdo con los divorcios, eso destruye vidas, hace poco tuve una ruptura con mi novia, quien me dijo que me amaba y me aceptaba tal y como soy, un dia, tuve un impulso frenetico y perdi el control porque ella llamo a su mejor amiga y decidio pensar sobre nuestra relacion (despues de decirme que me amaba y de aceptarme como novio), dijo que ella apreciaba mas la amistad que el amor, y ella no me acepto, dejo de hablarme, me ignoro aun yo pidiendole disculpas por mi perdida de control emocional, y hasta ahora no ha querido volverme a ver, ella sabiendo de mi condicion y de mi depresion de paso. Aun con todo eso, yo la sigo amando y quiero responsablemente empezar de cero siendo su amigo. Yo aun sigo perplejo de la decision de ella, y me siento mal conmigo mismo, porque no fue intencional, y para mi, ella es una gran amiga.

    Me gusta

  6. S dijo:

    Hola buenos dias.
    Estuve 4 años con un hombre con tdah de 33 años.
    Te leo… y ..Parece q hablo yo…..
    Me enamore de una persona, que yo crei q era de una forma …y era de otra.
    Al año de estar juntos, tras mucho.sinsitir yo,le diagnosticaron.tdah
    Despues de el diagnostico, cometi el grave error de pensar q todo era el tdah.

    Hice x mi ex pareja, todo lo q pude, bien y mal.
    Como.hacer de madre.
    Pero lo.peor que hice fue olvidarme de mi.
    Tras mucho dialogo con el,repetir hasta el agotamiento, y aguantar lo.insoportable..y mas, educarme sobre su trastorno,intentar entenderle, ir a conferencias etc, no.consegui NADA

    Bueno.si…..destruirme. tener la autoestima reventada, todo era mi culpa. La quejica.la inmadura, y estar a voces, no.reconocerme.

    El fue o va a un.psicologo….y sinceramente…todo era muy parecido, despues de 3 años, cero acrptacion a la critica, inmadurez profunda, no saber tener pareja, descontrol.con el.dinero, amistades toxicas, obsesivo , cero respeto a mis.limites, cero.negociacion.. se enfadaba y desaparecia.dias……fatal. como un niño igual.
    Y x mi.culpa claro.

    Afortunadamente….acabe en.terapia…y consegui , ver realmente lo.que sucedia con el..x un.lado.tenia un tdah sin tratar con el.cual.tenia motivacion cero para coger al toro x los cuernos.. .y otra era su.perdonalidad.
    Unida a una baja autoestima mia, estaba claro

    Hice terapia y consegui ver las cosas con perspectiva. Estar tranquila.que.no era poco.
    ACEPTE , que me.costo, una barbaridada, que Nuncq iba a cambiar.XQ.NO ES CONSCIENTE, NI.LO QUIERE SER.
    Despues de eso….fui lo peor…evidentemente y hasta hoy.
    Se acabaron.las gastritis, la desidia, los.picores en.la cara,la pena y la culpa.
    Y aconsejo a las personas que hayan.pasado.o esten.pasando x esto, que los quieran mucho, que los apoyen, que lean, que no justifiquen todo, y… QUE NO SE OLVIDEN DE ELLAS O ELLOS.

    Me gusta

    • Judith González Torres dijo:

      Hola!
      Tengo ya casi los mismos años de separado (16 años), que lo que duré de casada, tengo dos hijos con tdah, hasta el segundo hijo me percaté que su papá lo tiene. Me identificó totalmente con este artículo. Estoy de acuerdo en apoyar y no justificar a áquellos que lo padecen. Información, orientación y difusión de este trastorno es lo que necesitamos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s