TDAH: Deja de decir a tu hijo que actúe según su edad

penny-williams

 

Fomenta la autoestima de tu hijo, valorando su conducta de acuerdo a su “edad TDAH”, no a su edad real.

 boy without instructions

Del blog Boy Without Instructions (“Un chico sin manual de instrucciones”)
Escrito por Penny Williams
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

Muchos expertos y padres se refieren al TDAH como un trastorno conductual o neuroconductual, pero es fundamental admitir que se trata también de un trastorno del desarrollo.

boy without instructions2

Imagen: Jeff Duckworth

La Ley de 2000 sobre Asistencia y Derechos para las Discapacidades del Desarrollo (EE.UU.) define Trastorno del Desarrollo como una discapacidad crónica atribuible a una deficiencia física o mental (cumple) que comienza en la infancia (cumple), es probable que continúe indefinidamente (cumple) y produce sustanciales limitaciones funcionales, al menos en tres de los siguientes campos: cuidado personal (sí), lenguaje receptivo y expresivo (sí), aprendizaje (rotundamente, sí), movilidad, autonomía (sí), capacidad de vivir de forma independiente o autosuficiencia económica (posiblemente). Esto, amigos, puede ser también una definición del TDAH.

Puede que os estéis preguntando, “¿Realmente importa a qué llamamos TDAH, Penny?” No es que “importe”, pero darse cuenta de que se trata de una discapacidad del desarrollo da a los padres la perspectiva adecuada para poner en marcha estrategias apropiadas para el TDAH. Todos podremos utilizar alguna.

Pensad en el término “discapacidad del desarrollo”. Significa que, si mi hijo de doce años tiene una discapacidad del desarrollo (él tiene varias), su desarrollo no ha alcanzado el nivel de los doce años, sino que va retrasado. Los niños con TDAH van a menudo dos o tres años por detrás de sus compañeros en grado de madurez y desarrollo de habilidades. En el caso de mi hijo, eso significa que el niño al que estoy educando tiene nueve años, o tal vez diez, pero no doce. Lo cual requiere un enfoque diferente.

A los padres a menudo nos molesta que nuestro hijo con TDAH no “se comporte conforme a su edad”. Es que no puede. Aún no la tiene. Los padres debemos ajustar nuestras expectativas y la escala que utilizamos para medir el comportamiento de nuestro hijo, sus habilidades sociales y su regulación emocional. Si no lo hacemos, nosotros siempre quedaremos decepcionados y nuestro hijo siempre sentirá que no puede hacer bien las cosas.

Mi hijo Ricochet tiene TDAH, Trastorno del Procesamiento Sensorial, disgrafía, Trastorno de la Expresión Escrita, déficits de las funciones ejecutivas y altas capacidades intelectuales. A menudo es demasiado emotivo. Llora por cosas que normalmente no harían soltar una lágrima a un chico de doce años, o estalla de frustración por una cuestión que a la mayoría de niños de esa edad le traería sin cuidado. Si me fijo sólo en la edad de Ricochet, su conducta parece pueril. Pero si vuelvo a calibrar mi patrón según una escala TDAH, veré que su grado de madurez es el de un niño de nueve años. De pronto, su conducta parece más adecuada.

Este nuevo patrón es una herramienta útil para determinar las consecuencias y castigos apropiados para un niño con TDAH, algo con lo que tiene que lidiar la mayoría de los padres, yo incluida. No queremos castigar a nuestro hijo por algo relacionado con su discapacidad. Sin embargo, tampoco queremos pasar por alto la mala conducta. Aunque a Ricochet le resulte difícil alcanzar el estándar de sus doce años, yo tengo que enseñarle las habilidades necesarias para comportarse como la sociedad espera que lo haga.

Con este nuevo criterio, puedo establecer con mayor precisión si una conducta errónea es correcta para mi hijo. Así puedo determinar la mejor forma de actuar. Si no es algo que a los nueve años tendría que saber que no se hace, entonces hablamos de lo que ha pasado, de por qué ha pasado y de cómo tiene que cambiar su reacción la próxima vez (modificación de la conducta). Si se trata de algo que un niño de nueve años sabe que no debe hacer o que puede controlar, entonces es probable que reciba una consecuencia o un castigo.

¿Es más fácil decirlo que hacerlo? Por supuesto. Es difícil de hacer, pero es fundamental para vuestro éxito como padres y para la autoestima de vuestro hijo. Por lo tanto, siéntate a considerar la edad de desarrollo de tu hijo a la luz de su TDAH, redefine tus expectativas y aplica a tu hijo la vara de medir adecuada.

 

 

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en TDAH en casa, Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a TDAH: Deja de decir a tu hijo que actúe según su edad

  1. gloria dijo:

    Hola Mi Hijo de 9 años, fue diagnosticado con TDHA y el es todo lo contrario de lo que mencionan es un niño que siempre a ido adelantado intelectualmente es de promedios en el colegio de 9.5 tiene beca toca la batería, piano es el portero, titular de su equipo de soquer, nada esta en Teatro es muy popular en su Colegio. Nada se lo hemos impuesto es por su decisión y por que le ensenamos Dia a Día confianza en el mismo !! Estamos Súper Orgulloso!!

    Me gusta

  2. Todo depende de su hemisferio cerebral dominante. Pues no que el tema de las inteligencias múltiples…las emociones….¿son importantes?. Afortunadamente en México ya estamos tomando un rumbo diferente. http://www.genyo.org

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s