¿Qué edad tienes? ¿Y tienes TDAH?

Kelly Babcock

Escrito por Kelly Babcock
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

pc216

Tengo un problema. Bueno, tengo un montón de problemas, pero hay uno que me gustaría contaros.

Es mi edad o, mejor dicho, mis edades. Tengo TDAH, así que tengo una edad cronológica, una edad física, una edad emocional, y una edad basada en la cantidad de tiempo que parece que he vivido.

Esas edades son, por ese orden, 56, 86, 13 y 21 años.

Podemos olvidarnos de los 56; es sólo el tiempo que ha pasado desde que nací. No aparento esa edad y me siento mucho mayor (¿alguien ha visto mi linimento?).

Lo de sentirme mayor constituye la segunda edad, la física. Las personas con TDAH acudimos más a menudo a Urgencias, sufrimos más contusiones y esguinces, y tenemos más probabilidades de morir intoxicados por accidente (creo que esto último es porque también somos más propensos a decir: “Igual esto se puede comer todavía “, mientras rebuscamos en la nevera).

No es de extrañar que me sienta viejo. Al igual que muchas personas hiperactivas –la gran “H” del TDAH– trabajo duro, juego duro y trato de mantenerme todavía al día.

Por otro lado, mis articulaciones no se doblan con la misma facilidad al levantarme por las mañanas; como dijo mi colega canadiense Leonard Cohen: “Me duelen los lugares con que solía jugar”.

Pero como lo viejo que yo me sienta no tiene que ver con mi edad, podemos olvidarnos también de este número.

Así que quedan mi edad emocional y la que representa el tiempo que parece que llevo aquí. Y ambas podrían expresarse adecuadamente con el término “menor de treinta años.”

Qué suerte, ¿no?

Sí, supongo… pero también no. Sabes, a mi edad y con TDAH, represento a un gran número, cada vez mayor, de personas. Personas mayores de 50 años que, más o menos en los últimos ocho años, han sido diagnosticadas de TDAH.

¿Y por qué no somos tan afortunados? Bueno, poniéndome a mí mismo como ejemplo, he descubierto hace poco que tengo TDAH, a mis cincuenta y tantos años. He sufrido dos shocks: primero, por tener TDAH, y además, por tener cincuenta y tantos años.

Por el amor de Dios, si aún no he decidido lo que quiero ser de mayor…

¡Y eso es terrible!

Hay todo tipo de programas proactivos para proporcionar a los jóvenes una enseñanza adecuada, un empleo adecuado o una vivienda adecuada, y eso está bien. A mí me podrían ser útiles algunos de estos programas, pero no cumplo los requisitos.

En realidad, cumplo todos los requisitos, excepto lo de la edad. No mi edad real, sino la que marca el maldito calendario; el problema es la edad cronológica.

Escucha…

No puedo hablar en tu nombre, puede que tengas cincuenta y tantos años, puede que te hayan diagnosticado TDAH hace poco y puede que tengas muchos problemas que se supone que deberías haber resuelto a estas alturas.

Pero también puede que estés preguntándote cómo ha pasado la vida tan rápido sin que te dieras cuenta. Si es así, nos pasa lo mismo. Bienvenido al club. Somos los adolescentes más viejos del mundo. Somos veinteañeros a los que trata de usted el chaval con acné que nos atiende en el Burger, mientras pensamos: “Si yo trabajara aquí, ¿podría comer todas las patatas fritas que quisiera?”.

¿Y las soluciones?

No estoy buscando ventajas ni ayudas, ni siquiera programas sociales. Pero no puedo entender por qué no hay ninguno para nosotros.

Porque déjame decirte que, cuando llegamos a una edad en la que necesitamos que la sociedad cuide de nosotros, y ves que, si nos hubieran ayudado a organizar nuestras vidas, quizá no supondríamos una carga semejante… Desearás que hubiéramos recibido esa ayuda.

Sobre todo cuando te das cuenta de que sólo necesitábamos ayuda para organizarnos; que alguien nos mostrara adónde ir y qué hacer.

Pero ¿qué hay de…?

Sí, ya sé que hubo personas con TDAH antes de nosotros que no sabían eso. Y sé que las cosas han funcionado, mejor o peor, hasta ahora. Entonces, ¿por qué digo que vamos a lamentar que nada cambie? Porque, mientras que las cosas sigan más o menos igual, estaremos perdiendo la oportunidad de que pudieran ir mejor. Porque ahora sí sabemos. Y no hacemos nada.

Somos, de verdad, los adolescentes más viejos del mundo y necesitamos algo de ayuda para llegar a entender ese mundo antes de jubilarnos… el año que viene, más o menos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en TDAH en primera persona y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¿Qué edad tienes? ¿Y tienes TDAH?

  1. Mercedes dijo:

    Terrible verdad! Tengo 52 años, hace 2 que estoy diagnosticada, y si hay algo que me perturba es la poca información que tiene el mundo de nosotros, y me preocupo por mi, ( ya no quiero pedir disculpas por mis olvidos) y también por mi hijo, que sociedad le estoy dejando? A el le avergüenza decir que lo tiene, yo si lo digo !! …. Pero, mucho no se entiende……

    Me gusta

  2. Pingback: ¿Qué edad tienes? ¿Y tienes TDAH? | TDAH ADULTOS

  3. LILIANA dijo:

    Estimado, muy bueno tu articulo. Yo no estoy diagnosticada, pero mi hija de 19 años si ( aunque a los 15 y no antes) y sospecho que yo tambien pudiera tenerlo ya que mi hija es muy parecida a mi a esa edad. Incluso el tema de la organizacion, el orden y la planifiacion es algo que me cuesta terriblemente, aunque siempre le eche la culpa a que en mi hogar paterno, mi madre (con quien creci) tambien era una persona poco organizada… no se que y como hacer para ser mas organizada y poder alcanzar mas y mejores metas. Me aparece un gran signo de pregunta. Y eso que he certificado como coach personal. Ayudar a otros a organizarse me resulta facil y muchos agradecen mi apoyo, pero para mi es muy muy dificil. Por ahi puedo bosquejar un plan de accion, pero me cuesta luego seguirlo y desbarranco enseguida. Lamentablemente ( y a pesar de haber tenido algunos logros importantes) siempre siento que hubiera podido lograr mas y hacer las cosas mejor. Si tienes alguna orientacion, o si sabes de algun grupo en Buenos aires, Argentina y me puedes informar, te lo agradecere. Dios te bendiga, te guarde y te guie cada dia a una vida mas plena!!

    Me gusta

  4. Julian T Perez dijo:

    Yo tengo 47, y estoy diagnosticado hace un mes…y te entiendo…Al principio me alivió entender la causa de muchos de mis problemas, pero no puedo dejar de pensar que mi vida hubiera sido deferente si lo hubiera sabido antes…En fin, creo que ahora empiezo una nueva vida

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s