“¿Me estás escuchando?” Cómo es el TDAH Inatento en niños

Carol Brady

Tu hijo inatento puede estar luchando contra los síntomas del TDAH, no portándose mal adrede. Estas comprobaciones pueden ayudarte a comprender su conducta.

Escrito por Carol Brady, Ph.D.
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

ADDitude

Como trastorno “invisible” que es, el TDAH infantil se percibe a menudo erróneamente como mala conducta. Podemos creer que el niño inatento desobedece las órdenes o remolonea deliberadamente.

El TDAH hace a menudo que el niño procese los pensamientos y haga las transiciones más lentamente. Si no entendemos esto, su tendencia a la inatención puede provocar conflictos en casa. He aquí algunas estrategias para evitarlos.

Cuando no te responde

Jane se sentía fatal cuando su madre le reñía por no escucharla.

Jane necesitaba tiempo para pensar y se quedaba mirando al vacío mientras elaboraba una respuesta.

Decidimos hacer las cosas de otra manera. Cuando su madre le hiciera una pregunta, Jane la miraría a los ojos y le diría: “Mamá, necesito un poco de tiempo para pensar en eso.”

Esto también ayudó a la madre a tener más paciencia, porque se dio cuenta de que su hija no lo hacía por terquedad.

Cuando le cuesta mucho tiempo terminar sus tareas

Susan siempre llegaba tarde a clase.

Susan tuvo una gran bronca con su madre hace unos días, cuando ésta fue a su cuarto, suponiendo que estaría lista para desayunar, y la encontró en pijama.

El TDAH hace difícil realizar una sencilla secuenciación de tareas. Madre e hija decidieron preparar una lista con los pasos de la rutina matinal y colocarla en el dormitorio y el baño. Además, recogían la habitación de Susan la víspera y guardaban en el armario los juguetes que podían distraerla. Al principio, la madre de Susan se quedaba cerca para recordarle que revisara y siguiera la lista. Al poco tiempo, Susan fue capaz de hacerlo sola.

Cuando tiene dificultades de memoria y concentración

Evan y su madre siempre parecían andar por separado en el supermercado.

Ella le mandaba por algunos artículos y al rato le encontraba con sólo uno en las manos, mirando las cajas de cereales. O iba empujando el carro, pensando que él venía detrás, y al darse la vuelta descubría que se había despistado.

Evan reconoció que no podía recordar más de un artículo de los que su madre le encargaba. Sus padres empezaron a darle las órdenes de una en una y reconocerle cada vez que hacía bien una tarea. Evan ganó confianza para llevar a cabo encargos sencillos, y consiguió ir por dos artículos a la vez.

Los niños tienen que superar el proceso de aprender a ser responsables y de cometer errores. No es fácil sentirse un niño problemático. Siendo pacientes, a nuestros hijos no les pasará eso.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en TDAH en casa y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “¿Me estás escuchando?” Cómo es el TDAH Inatento en niños

  1. Pingback: “¿Me estás escuchando?&rdqu...

  2. Pingback: “¿Me estás escuchando?&rdqu...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s