TDAH: cuando es tu hijo el acosador

laura flynn mccarthy

Escrito por Laura Flynn McCarthy
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

ADDitude

Puede ser frecuente que tu hijo sea víctima de acoso escolar, pero ¿qué pasa cuando es tu hijo quien acosa en la escuela? Veamos lo que los padres pueden hacer para ayudar a calmarse a sus hijos con TDAH.

Muchos padres de niños con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH ) se preocupan de que su niño sufra acosado escolar. Sin embargo, a veces son los niños con TDAH los acosadores. Según un reciente estudio, un niño con TDAH es tres veces más propenso a acosar a compañeros que uno sin el trastorno. He aquí cómo parar en seco el acoso.

No acuses a tu hijo de acosar

Evita la tentación de gritarle. En vez de eso, dile tranquilamente: “Ha llamado tu profesora y me ha dicho que te han visto empujando a Johnny en el patio. ¿Cuál es tu versión?” No te sorprendas si no reconoce nada y no muestra ningún remordimiento. “Debes recordarle cómo se sintió él la última vez que alguien le maltrató”, dice el Dr. Robert Sege, catedrático de Pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad Tufts.

Encárgale alguna tarea constructiva

“Los acosadores son líderes natos”, dice el Dr. Sege. Habla con el profesor para encargar a tu hijo algo para hacer en los momentos en que suele comportarse mal. Por ejemplo, organizar un equipo de limpieza del patio o llevar escritos al despacho.

Evita el acoso antes de que ocurra

Pregunta al profesor dónde se da el acoso. Si es en el autobús escolar, asígnale un asiento cerca del moitor y lejos de la víctima. Si es en el recreo, haz que tu hijo sólo juegue en una zona bajo supervisión.

Ayuda a tu hijo a controlar sus emociones

Si tu hijo reacciona con violencia cuando los demás se burlan de él, utiliza juegos de rol para ayudarle a regular sus sentimientos. “Di, ‘Te quiero y creo que eres fantástico, pero ahora voy a insultarte; es como un juego'”, dice el Dr. Alan Kazdin, director del Centro de Educación Parental y Clínica de la Conducta Infantil de la Universidad de Yale. “‘No importa lo que te diga, no me hagas caso y no te pongas agresivo.’ Entonces puedes decirle: “Eres un bicho raro.” “Si tu hijo no responde, felicítale. Entonces, dile: “Ahora voy a seguir insultándote y tú vas a marcharte.” Si lo hace así, vuelve a felicitarle.

No pienses que eres un mal padre

Si el profesor te llama para hablarte de la conducta agresiva de tu hijo, podrías tratar de excusar sus actos. ¡No lo hagas! Trata de recabar información –a quién, cuándo, cómo… -para poder ayudar a tu hijo; termina la conversación en un tono positivo.

Cuanto más seguro se sienta tu hijo, menos probable será que acose a otros.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en TDAH en el colegio, Textos y recursos para padres y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a TDAH: cuando es tu hijo el acosador

  1. Pingback: TDAH: cuando es tu hijo el acosador | A nuestro...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s