La mente errática. Consejos para adultos con TDAH sobre cómo mantener la atención

Keath Low

Escrito por Keath Low
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

aboutcom

Consejos para mantener el enfoque

Quizá alguna vez has estado leyendo y al llegar al final de la página, te has preguntado “¿Qué diablos acabo de leer?” En lugar de concentrarse en leer las palabras y comprender lo escrito, tu mente ha estado divagando, a medio camino entre la página y otras cosas.

Puede que te ocurra esto cuando otros te hablan. Se produce entonces una pausa incómoda; se espera que respondas, pero no tienes ni idea de lo que la otra persona acaba de decir. Acaso te estaban dando unas instrucciones concretas, y no tienes ni idea de cuáles eran porque tenías la mente en otro sitio.

No eres un caso único. Esto es común para quienes tienen TDAH. El truco consiste en descubrir estrategias que eviten que la mente vaya a la deriva. En su libro “Nuevo manual para el TDA en adultos”, la Dra. Lynn Weiss llama a este aprendizaje “anclar la atención” y nos proporciona algunas estrategias sencillas.

Anclar la atención es una habilidad importante. A medida que la atención va flotando, aumenta la probabilidad de que pierdas información importante. La próxima vez que notes que estás perdiendo la concentración, prueba estos consejos.

El primer paso es tomar conciencia. Ten en cuenta que la mente tiende a divagar; cuando ocurre, trata de darte cuenta.

Consejos para manejar los pensamientos que interfieren durante la lectura

Cuando estás leyendo un libro y, al llegar al final de una página, te das cuenta de que no has comprendido nada porque estabas pensando en otra cosa, la Dra. Weiss te aconseja marcar con el dedo el lugar de la página donde empezaste a despistarte.

Decide entonces si prefieres seguir leyendo o dedicarte a eso que estabas pensando. Si te decides por la lectura, dedica un momento a anotar el pensamiento que te han distraído. Puedes apuntar algunas palabras claves o hacer un dibujo rápido para recordártelo. De esta manera, podrás dejar esos pensamientos en espera hasta que termines de leer. La anotación te servirá como recordatorio visual del pensamiento que interfería.

Ahora ya puedes volver a centrarte en tu lectura; te dedicarás a esas ideas creativas en cuanto acabes de leer.

¿Qué pasa cuando tu mente se evade durante una conversación?

No temas preguntar

Pedir a alguien que repita lo que ha dicho no es malo en absoluto. Si ves que te has distraído durante una conversación y te das cuenta que no tienes ni idea de lo que te acaban de decir, pide que lo repitan. Además de darte la oportunidad de escuchar lo que se ha dicho, haces saber a la otra persona que lo que dice es importante.

Repítelo tú

¿Has oído hablar de la escucha activa? Consiste en hacer un esfuerzo consciente para atender a lo que te dice y reafirmar el mensaje que te transmite otra persona. Cuando alguien te está hablando, trata de volver a parafrasear periódicamente lo que está diciendo. Esto te mantendrá activa y pendiente y te ayudará a estar segura de captar y comprender lo que trata de transmitir quien te habla.

Estrategias físicas

La Dra. Weiss explica que el refuerzo físico también es útil para anclar la atención. Asentir ligeramente con la cabeza durante la conversación, mantener el contacto visual… son técnicas que te permiten asegurarte de que estás prestando atención y te ayudan a mantener tu enfoque en la persona que habla.

He aquí otra estrategia. Si sientes que te aburres durante una conversación, mientras escuchas una conferencia o en una reunión, aprieta los dientes, mueve los dedos de los pies o prueba otras técnicas silenciosas e imperceptibles que te pueden estimularte para volver a atender.

A menudo es útil tener algún objeto en las manos para estimular el estado de alerta: un lápiz, un clip, una pequeña goma de borrar, una canica, un pequeño bloc de notas (si estás en una reunión o en una conferencia).

De los errores se aprende

No te desanimes; no seas dura contigo misma cuando experimentes retrocesos. Asume que, de vez en cuando, tu mente va a divagar. Practica estas técnicas y otras estrategias que te funcionen. Trata de ver el lado positivo de las cosas y tómatelas con humor, en lugar de castigarte. Valora tus puntos fuertes y sé consciente de que todos tenemos cosas que mejorar. El truco es descubrir las estrategias que a ti te funcionan y practicarlas una y otra vez.

Fuente: Lynn Weiss, Ph.D. The New Attention Deficit Disorder In Adults Workbook (Companion to Attention Deficit Disorder in Adults, 4th Edition). Taylor Trade Publishing. 2005.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Adultos con TDAH, TDAH coaching, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La mente errática. Consejos para adultos con TDAH sobre cómo mantener la atención

  1. mika dijo:

    fantastico, como siempre. A mi me ayuda mucho en el estudio el consejo de anotar brevemente el pensamiento que me distrae mientras estudio, para despues dedicarme a ello. Ojalá se hablará más de tecnicas de estudio para adultos con tdah, pues los adultos tb tenemos que estudiar, y en estos tiempos más. Gracias por tu labor

    Me gusta

  2. Iha. dijo:

    Hola,soy una madre preocupa.
    Esta enfermedad la. conozco desde hace unos veinte días por
    una herman mia,me he estado informando a través de paginas del tdah,y sospecho que mi hijo de 28 años tiene esta enfermadad,no.se como decirle que vayamos al especialista.Ya se la reapuesta!! que él no está loco.
    Que merecomendais.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s