TDAH: Cómo ser asertivo sin alejarte de tu pareja

Laura Rolands

Escrito por Laura Rolands
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

My-Attention-Coach

No necesito deciros lo difícil que puede ser una relación de pareja cuando uno de los cónyuges tiene TDAH. La comunicación asertiva puede ayudaros a ambos.

Pedir lo que deseas -y marcar los límites de lo que no quieres- es una habilidad fundamental para la vida. Pero a veces, en nuestro entusiasmo por practicar esta habilidad, llevamos nuestra asertividad al extremo y hacemos que nuestra pareja se cierre en banda, se irrite o se quede con algún resentimiento.

He aquí cuatro consejos para desarrollar tu asertividad de una manera que refuerce, profundice y enriquezca vuestra relación, evitando caer en la “trampa de la alienación”:

Aclara tus ideas

La asertividad comienza por conocer lo que tú quieres -y lo que no quieres- ser, hacer o tener. Para muchos de nosotros, llegar a este conocimiento es una verdadera tarea en sí misma.

En ese caso, puede ser útil preguntarse: “En un mundo ideal, ¿qué me gustaría que pasara?” Pensar en un resultado ideal nos abre la mente, evita que caigamos en la pasividad o que “pensemos como víctimas” y nos ayuda a ver claro lo que queremos y lo que no queremos.

Marca límites

Una vez conozcas el resultado que necesitas (o deseas), compártelo con tu pareja.

Fíjate en tus propias sensaciones al ir hablando sobre tus límites. Con la práctica, llegarás a sentir cuando estás llegando al “punto ideal”. Puede ser realmente agradable, incluso estimulante, expresar tus necesidades y deseos en voz alta. Frases como “esto y esto no funciona conmigo” son formas sencillas de ser asertivo, al tiempo que mantienes la comunicación con tu pareja.

Adquiere la costumbre de manifestar tus necesidades y deseos

Puedes fortalecer tu asertividad de la misma manera que fortaleces cualquier músculo: ejercitándola.

Habla a diario sobre tus necesidades, grandes o pequeñas. Tratando temas poco conflictivos –elegir dónde ir a cenar, pedirle ayuda para vaciar el lavavajillas o decidir qué programa de televisión ver- tanto tú como tu pareja os vais acostumbrando a tu asertividad. Se va haciendo más fácil para ti ejercerla y para tu pareja escucharla.

Además, cuando lleguen los problemas serios, ambos habréis establecido un proceso saludable para afrontar vuestras diferencias y necesidades, y tendréis mayor confianza en la resiliencia de vuestra relación.

Da tanto como recibes

La asertividad es una calle de doble sentido. Si deseas que tus límites sean respetados, debes corresponder con la misma cortesía hacia tu pareja. Si no quiere que entres al baño mientras está en la ducha, no lo hagas. Si te pide que le dejes media hora después del trabajo antes de que habléis, respétalo. Cuando se trata de atender una petición razonable de tu pareja, los hechos valen más que las palabras.

Si tu pareja no respeta tus límites, a pesar de que los has definido con claridad, puede que haya llegado el momento de pedir ayuda profesional para vosotros y/o para vuestra relación.

 

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Adultos con TDAH, TDAH coaching, TDAH en casa y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a TDAH: Cómo ser asertivo sin alejarte de tu pareja

  1. Pingback: TDAH: Cómo ser asertivo sin alejarte de ...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s