La Reina de los Despistados. Un homenaje a las madres de niños con TDAH

Imagina que vives en una casa con siete hijos. Ahora imagina que seis de ellos -más su padre- tienen TDAH. ¡Ésa es nuestra casa!
Bienvenidos al interior de mi vida y de nuestro hogar, dominados por el TDAH… ¡NI UN SEGUNDO ABURRIDOS!
Era la frase favorita de Rachel, nuestra hija mayor;  desde cría la cantaba a voces, de pie sobre el brazo del sofá. Entonces no teníamos ni idea de lo que era el TDAH o del papel tan importante que tendría en nuestras vidas.
Desde entonces, hemos aprendido muchas cosas, entre ellas cuántas personas y familias lo sufren en silencio. Sabemos de primera mano lo incomprendido y tergiversado que puede llegar a ser  un trastorno.
Como familia, decidimos actuar: arriesgarnos a la vergüenza o a las etiquetas para llevar este importante mensaje al mundo. Ven,  únete a nuestra familia, comparte nuestras vidas y mira el TDAH igual que nosotros…
Un regalo con un precio muy alto.

BIENVENIDOS a la vida en La Casa del TDAH

Lisa Aro

QUEEN OF THE DISTRACTED

El Color Púrpura: pesadilla con deberes y TDAH

Texto original en inglés

Vació la mochila sobre el suelo del salón. Era como la maleta de Mary Poppins o como un grupo de payasos saliendo de un coche de juguete. Lo primero, no podía imaginar cómo había podido meter todo aquello en su mochila; cuando empezó a sacar cosas, no tuve ninguna duda de por qué no encontraba aquella hoja púrpura,  la parte última y definitiva del póster de su trabajo de Voluntariado.

Queen04

Para mis dos hijos pequeños, este es su primer año en la escuela pública, después de 5 años de educación en casa. Por supuesto, ha habido cambios importantes; el primero, los deberes. Una de las cosas que más me gustaron de los años de educación en casa es que no había deberes. No había deberes que llevar al día, no había deberes que recuperar después de estar enfermos, no había deberes que sufrir cuando ya había pasado el efecto de la medicación y el cerebro no funcionaba igual, no había deberes que perder.

Llevar al día los deberes, acordarse de hacerlos, hacerlos, acordarse de entregarlos, son problemas clásicos de los niños con TDAH (y de los adultos, aunque no los llamemos deberes, sino encargos o proyectos). La de mi hijo es probablemente la típica mochila de un TDAH. Al mirarla, yo misma me asombraba de cómo era posible que sacara buenas notas o consiguiera entregar algo a tiempo.

Muy sencillo: su absoluta obsesión por no defraudar a los profesores es aún mayor que su absoluta falta de organización. Tiene mucha ansiedad; esta fue una de las razones para empezar con la educación en casa en cuarto curso, cuando iban a aumentar el tamaño de la clase y la dificultad de las asignaturas. Por la noche, va y viene por el pasillo, preocupado por si no ha escrito algo en su agenda, no importa cuántas veces la haya revisado. Es evidente que la organización es algo en lo que trabajamos, pero estamos lejos de dominar.

Este trabajo le desbordaba. Los TDAH saben bien lo difíciles que les resultan los trabajos con montones de elementos y partes. Había organizado sus 10 horas de servicio en la biblioteca del barrio; para un lector ávido como él, era un lugar mágico donde colaborar. Ya había escrito todas las partes del proyecto, imprimido las etiquetas de los títulos y las fotos para pegarlas en el póster; había decorado éste laboriosamente como una enorme estantería llena de libros. Sólo faltaba la hoja púrpura.

Queen03

Le había dicho varias veces que hablar con su maestra. Contestaba, “No puedo. Le tengo miedo.” Trataba de tranquilizarle, pero aquella severa maestra de primaria hacía que las piernas le temblaran. He hablado varias veces con ella, y lo cierto es que le aprecia mucho; le encantan su personalidad y su entusiasmo. Aun así, mi hijo no quería hablar con ella; estaba seguro de que ya no tendría ni una sola de aquellas preciadas hojas púrpura. Pensando que, sin esa hoja púrpura, suspendería todo el proyecto, recurrió a  todo lo que se le venía  a la cabeza.

Iba a hablar con la chica que iba a hacer con él el trabajo,  y que desistió en el último momento; ella podría tener una. Ella no la necesitaba, me  explicó; como iba a suspender de todas formas, no haría proyecto ni póster. Le dije que dudaba de que alguien tan descolgado tuviera la hoja púrpura. “También es cierto”, admitió.

Le hice mirar a fondo su mochila. Revisó los papeles de uno en uno, buscando la hoja púrpura; aproveché la ocasión para que los ordenara en montones por asignaturas. No sirvió, aunque encontró un trozo de una fotocopia de la hoja púrpura. Evidentemente, no valía: además de estar rota, no era de color púrpura.

Se le ocurrió una idea; con la ayuda de su hermana mayor, “falsificaría” la hoja púrpura. Ella escribiría el texto en el ordenador; luego comprarían papel del color adecuado y lo imprimirían en él. ¿Y no sería más fácil pedir una nueva? Por supuesto, pero repitió que le tenía mucho, mucho miedo a la maestra, así que con esto se sentía más seguro.

Queen02

Terminó el póster, a falta de la hoja púrpura; nunca encontró la suya, no consiguió otra de ningún compañero, la falsificación fue vetada por mamá y papá. Llevó el póster a la escuela para entregarlo. Estaba claro que tendría que enfrentarse a la maestra y pedirle otra hoja para pegar en el póster.

Cuando volvió a casa le pregunté cómo había ido todo.

“¡Ah!” exclamó alegre. “No había que poner la hoja púrpura en el póster”.

Queen01

Como diversión, os incluyo algunos de los falsos títulos de libros que mi hijo puso en el póster. Le ayudó su hermana, ésa a la que trataba de arrojar al mundo del crimen como falsificadora, y lo pasaron en grande inventándolos. Era ya tarde y, por supuesto, había pasado el efecto de la medicación.

“A veces como grapas: cómo superar la pica”
“Vacuno y prejuicio”
“Historia completa de los peces”
“101 modos de matar de risa a un payaso”
“La mayonesa NO es crema de merengue”
“Despierta tu delfín interior”
“Super Guía hasta Málaga y más allá”
“Vivir como un leñador: dormir toda la noche, trabajar todo el día”
“El hombre que susurraba a los conejos”
“Cómo afrontar una abducción extraterrestre”
“¿Quiere convertirse en pastor de llamas?”
“Gracias a Dios, el último libro” por A.G. Otado

y el libro prohibido:
“10 razones para NO hacerse una colonoscopia”

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Textos y recursos para padres y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La Reina de los Despistados. Un homenaje a las madres de niños con TDAH

  1. Inmaculada dijo:

    DESDE LUEGO NO HAY ABURRIMIENTO EN ESTA CASA… UNA LABOR ENCOMIABLE LA DE LA MAMI. MUCHO ÁNIMO PARA TODOS ELL@S

    Me gusta

  2. MIRIAM CARLOTA dijo:

    EN UN DÍA TAN DIFICIL COMO EL QUE TUVE HOY, AL LUCHAR CON MÉDICOS Y ADMINISTRADORES MÉDICOS QUE CREEN QUE EL TDAH Y LA ANSIEDAD INFANTIL SON UNA MODA Y LLORAR Y LLORAR DE IMPOTENCIA HASTA CONSEGUIR LAS CITAS PARA MI PEQUEÑA, LEER TU ARTÍCULO HA SIDO COMO RECIBIR AIRE FRESCO EN LA CARA CUANDO MUERES DE CALOR, GRACIAS POR COMPARTIRLO Y ANIMO!

    Me gusta

    • Natalia dijo:

      Médicos y administardores médicos creen que el TDAH es una moda????? el acabóse….pensé que semejante memez sólo era frase de profesores y gente de a pie. pero ya veo que la ignorancia y la prepotencia no conocen límites…dios, dónde vamos a ir?

      Me gusta

  3. maria garcia dijo:

    tener paciencia con mi hijo cuando esta ansioso en un comienzo no tenia paciencia ahora desvio el problema y lo ayudo a calmarse haciendo un trabajo mas armonioso

    Me gusta

  4. Verónica Valle-Suárez dijo:

    Leerlo me relaja y me distrae, sobre todo porque en casa tengo 2 hijos con tdah y un esposo con tdah y me siento muy identificada con el desorden de las mochilas, el olvido de los cuadernos en el cole o habiendo hecho la tarea se le olvidó entregársela a sus maestros, en fin , es difícil entender y vivir con el tdah, pero de que no hay un solo día de aburrimiento, eso es muuuuy real!

    Me gusta

  5. Pingback: La Reina de los Despistados. Un homenaje a las ...

  6. Romina FB dijo:

    Increíble artículo… sobre todo para las familias que conviven con el TDAH. Gracias por compartirlo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s