TDAH: Posibles efectos secundarios de los medicamentos estimulantes

Por KELLY BABCOCK

Publicado en adhd-man

Traducido y adaptado por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

Es cierto. Los medicamentos estimulantes para el TDAH tienen efectos secundarios. Y como todos sabemos, los efectos secundarios son malos. Sólo se deberían autorizar los medicamentos sin efectos secundarios.

Eso nos deja con… ninguno. Incluso los montones de azúcar utilizados como placebos tienen potenciales efectos secundarios.

Para evitar el riesgo de efectos secundarios, no puedes comer. No existe ningún alimento que no pueda afectarte. Incluso si lo has comido otras veces sin problemas, puedes desarrollar una alergia a tus viandas favoritas en cualquier momento.

Espero que no te toque a ti…

Espero que no suceda, de veras. Yo tengo alergia a dos alimentos, los productos de soja y las gambas. Cuando  como gambas, corro el riesgo de sufrir brotes de urticaria. Me ocurre aproximadamente una de cada diez veces. Asumo el riesgo y llevo conmigo un antihistamínico. En cuanto a los productos de soja, no puedo probarlos. Mi sistema digestivo sufre una crisis sólo con pensar en ellos.

Me gustaría decir que tengo alergia también al cilantro también, pero es más bien una manía… ¡puaj!

Las reacciones a los medicamentos y a los alimentos pueden ser parecidas. ¿Por qué no? En ambos casos estamos metiendo en nuestro cuerpo algo que antes no había. Y estas sustancias, sean medicamentos o alimentos, tienen una composición compleja. Corremos el riesgo de una reacción alérgica cada vez que ingerimos algo.

El riesgo puede ser pequeño, pero existe

Incluso si has comido lo mismo para almorzar todos los días durante los últimos diez años, existe la posibilidad de que te hagas alérgico. Lo mismo ocurre con tus medicamentos.

Los fármacos son sustancias procesadas, algunos dirían que sobre-procesadas, igual que la margarina o el tofu son alimentos sobre-procesados.

Los fármacos son sustancias químicas fabricadas. Como tales, sus fabricantes están obligados a registrar e informar sobre los riesgos potenciales. Deben hacerlo aunque no se pueda demostrar que el efecto secundario potencial es causado por el fármaco. La verdad es que nadie vive en una burbuja: un problema grave puede haber sido causado por ese fármaco, o no.

Te puede pasar: tocarte la lotería, sufrir efectos secundarios.

Los posibles efectos secundarios son sólo eso, posibles. No son probables, no son frecuentes, no son más que “lo que podría pasar”. Si tomas un par de aspirinas y sufres un derrame cerebral, aunque no se pueda probar que la aspirina causó el derrame cerebral, se debe incluir esto como un posible efecto secundario. No importa que la enfermedad que causó el derrame cerebral fuera el motivo de que tomases las aspirinas.

Si tomas un medicamento por un problema de salud mental, y posteriormente sufres un efecto negativo, el medicamento debe ser analizado, aunque el efecto negativo pueda haber sido causado por la propia enfermedad. Podría incluso haberse producido antes, haber sido más grave, haber durado más o causado un daño aún mayor sin la medicación. Sin embargo, el análisis debe realizarse.

Los posibles efectos secundarios de los medicamentos estimulantes para el tratamiento del TDAH son muchos y variados. Y como hay diferentes medicamentos estimulantes, enumerar los efectos secundarios potenciales ocuparía más espacio del que permite un artículo como este. Lo que sí puedo hacer es insertar enlaces, así que vamos allá:

Concerta, mi estimulante preferido por su eficacia y su mecanismo de liberación retardado, está completamente descrito por sus fabricantes, Janssen Pharmaceuticals, aquí.

Adderal[1], un medicamento que tomé durante poco tiempo, está en la lista de su fabricante, Shire, aquí. La información al consumidor, que se encuentra en su página web canadiense, es un poco superficial, pero si quieres sumergirte en la monografía del producto, también disponible en su página web canadiense, no lo dudes.

No he mencionado Strattera, porque no es un estimulante. Asimismo, tampoco me he referido a Vyvanse, un estimulante sobre el que no he hecho ninguna averiguación hasta la fecha.

Pero estoy seguro que la idea está clara. Los medicamentos tienen potenciales efectos secundarios, debes acostumbrarte a que podrían aparecer. Es necesario que confíes en el médico que te los receta y en el farmacéutico y, sobre todo, es necesario que prestes atención a los efectos de tu medicación.

El próximo día te diré por qué.


[1] No comercializado en España

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Adultos con TDAH y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a TDAH: Posibles efectos secundarios de los medicamentos estimulantes

  1. Pingback: TDAH: Posibles efectos secundarios de los medicamentos estimulantes | A nuestro hijo o hija le han diagnosticado un TDAH | Scoop.it

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s