10 Cosas que quisiera que los universitarios con TDAH supieran sobre la medicación

Por: Patricia O. Quinn, MD (1998) Publicado en ALERT The Official Newsletter of the Association on Higher Education And Disability April 1998, vol. 22, No. 2

Publicado en LD online

Traducido y adaptado por la Dra. Elena Díaz de Guereñu

Texto original en inglés

En la actualidad, está ampliamente aceptado que el TDAH tiene una base neuro-bioquímica; los estimulantes siguen siendo los fármacos de elección para el tratamiento adecuado de esta enfermedad. Las investigaciones indican que la mayoría de las personas con TDAH continúan mostrando síntomas que afectan a su actividad al principio de la edad adulta. Sin embargo, en esta etapa, el tema de la medicación puede ser delicado.

En mi trabajo diario, suelo ver tres tipos de reacciones a la medicación en los jóvenes que han superado la enseñanza secundaria:

Borrón y cuenta nueva

Los estudiantes de este grupo piensan que en la universidad no les conoce nadie y, por tanto, pueden abandonar el tratamiento. Parecen olvidar la importancia que el tratamiento ha tenido, sin ir más lejos, para ayudarles a llegar a la universidad.

No lo sé

Al igual que los del “borrón y cuenta nueva”, estos estudiantes fueron diagnosticados antes de ir a la universidad y tomaban medicación hasta la adolescencia. Puede que incluso continúen tomándola, pero sin tener idea de cómo les afecta el TDAH o de la eficacia de la medicación para tratar los síntomas. Tienen poco conocimiento de sí mismos y aún menos de los efectos de la medicación.

¡Dios mío, algo va mal!

Los estudiantes de este grupo han sido capaces de sobreponerse a sus síntomas. Han llegado a este nivel académico haciendo un tremendo esfuerzo. En la universidad, sin embargo, se ven abrumados por el nivel de autonomía que se requiere y, de repente, notan que algo va mal.

Para garantizar el éxito en la universidad, todos estos estudiantes deberán afrontar su trastorno y seguir un tratamiento adecuado. En la mayoría de los casos, este tratamiento incluirá medicación.

Los servicios de asesoramiento de la Universidad pueden ayudarles a conocer mejor los recursos de su facultad y cómo acceder a ellos en el momento oportuno. Para ello, he elaborado un decálogo. Esto es lo que quisiera que todos los estudiantes con TDAH supieran sobre la medicación cuando lleguen a la universidad.

  • El nombre de su medicamento y cómo funciona. Rubifen, Medikinet y Concerta (metilfenidato) son los medicamentos más comúnmente recetados para el TDAH[1]. Rubifén tiene acción corta (unas 4 horas); Medikinet, acción media (8 horas) y Concerta, acción prolongada (12 horas). Los medicamentos de acción corta comienzan a hacer efecto a los 20 minutos de tomarlos, mientras que los de acción prolongada pueden tardar hasta una hora en ser plenamente eficaces. Todos ellos actúan sobre la Neuro-bioquímica del cerebro, que se considera la causa del TDAH: mejoran el funcionamiento de los receptores, inhiben la eliminación de ciertos neurotransmisores y actúan ellos mismos como tales.
  • Si necesitabas medicación estimulante para concentrarte durante el Bachillerato, es muy probable que sigas necesitándola en la Universidad. Los estimulantes son el tratamiento de elección para el TDAH: aumentan la concentración y la atención, al mismo tiempo que disminuyen la tendencia a la distracción y la impulsividad. Aproximadamente el 70% de los individuos con TDAH sigue teniendo problemas de atención a lo largo de su vida. ¡El TDAH no desaparece!
  • Los estimulantes mejorar el funcionamiento cognitivo, pero aun así, tienes que dedicar horas a estudiar y asistir a clase. Tomar la medicación antes de ir a la facultad te puede ayudar a concentrarte en lo que ocurre en clase. Así recogerás mejor la información. El horario de acción de la medicación puede ayudarte a establecer tu horario de estudio óptimo. Debes conocer la duración de la eficacia del medicamento para predecir cuánto tiempo podrás estar concentrado estudiando. Los estimulantes también pueden ayudarte a mantener la concentración cuando lees y mejorar así tu comprensión lectora. Hay estudiantes que, después de leer todo un texto, dicen que a menudo no tienen ni idea de lo que acaban de leer; no han sido capaces de prestar la atención necesaria. Para resolver este problema, procura leer mientras tu medicación esté haciendo efecto.
  • El TDAH afecta a todos los aspectos de tu vida: social, doméstico, deportivo y laboral. No sólo necesitas estar concentrado en clase, también en lo que tus amigos te dicen, o en las instrucciones de tu jefe. La atención y la concentración son importantes también en el deporte, sea tenis o fútbol. Estar distraído y/o actuar impulsivamente puede crearte problemas serios con tus amigos o incluso con la policía (por ejemplo, al conducir). Es importante que valores cómo te afecta el TDAH en todos estos aspectos, para decidir cómo tomar tu medicación. Tu mayor concentración mejorará tu calidad de vida en muchos sentidos.
  • Es importante tomar la medicación según lo que  tu médico te ha prescrito. No te automediques. Muchos estudiantes tienen la idea equivocada de que, si una pastilla funciona bien, dos funcionarán aún mejor. Puede que esto sea cierto con otros medicamentos, pero no en el caso de los estimulantes. En ellos, existe lo que se llama “ventana de eficacia”, que se refiere a la dosis óptima de medicamento para tu cerebro. La dosis que tú necesitas no depende de tu peso o de la gravedad de tus síntomas, sino más bien de lo que en tu caso funciona. Por eso, es posible que tengas que revisar periódicamente si estás tomando tu dosis óptima. Muchos estudiantes llegan a la universidad con la misma dosis de medicación que tomaban en la ESO o en Bachiller. Esto es correcto si se ha decidido así tras una revisión reciente y minuciosa de tus necesidades, así como de la eficacia continuada de esta dosis.
  • Esta prohibido compartir tu medicación que te han recetado. Los medicamentos estimulantes son sustancias sujetas a control. La ley establece que todos los medicamentos recetados deben mantenerse en su envase original, convenientemente etiquetado. No debes pasar los medicamentos a otro frasco por ningún motivo. Esta prohibido distribuir una sustancia sujeta a control. Esto quiere decir que si compartes tus medicinas con un amigo que tiene que estudiar para ese examen tan importante o que necesita concentrarse en clase o en un partido estás haciendo algo ilegal. Muchos estudiantes llevan siempre sus medicamentos con ellos, para evitar dejarlos en su habitación al alcance de otras personas.
  • Los estimulantes no deben mezclarse con drogas o alcohol. El TDAH es causado por un desequilibrio químico en el cerebro. Los medicamentos estimulantes corrigen ese desequilibrio. Si consumes otras drogas como la marihuana, que afecta a la dopamina del cerebro, causarás estragos en un sistema ya desequilibrado. La medicación no será tan eficaz y estarás en peores condiciones para realizar tus actividades. Tomar estimulantes también afecta al metabolismo del alcohol en el cuerpo. Mezclar ambos puede aumentar el nivel de alcohol en sangre y el riesgo de intoxicación etílica. ¡Mezclar cocaína y estimulantes puede ser mortal!
  • Las revisiones son importantes. Cuando llegues a tu lugar de estudio, acude al Centro de Salud; después, hazlo mensualmente. Los medicamentos estimulantes deben ser recetados por un médico. Es importante que acudas al Centro de Salud y fijes un sistema para obtener tus recetas con regularidad. Si no lo haces, es posible que te quedes sin medicación en un momento crítico (por ejemplo, durante los exámenes finales) y tengas problemas para conseguir recetas inmediatamente. También es importante que médicos y enfermeras te conozcan; así les será más fácil resolver tus dudas sobre la dosis o los efectos secundarios. También podrás comprobar mensualmente tu peso, ​​ para asegurarte de que estás comiendo lo suficiente y que la falta de apetito o el olvido de las comidas no te hace perder peso.
  • Informa rápidamente de cualquier efecto secundario. No suspendas la medicación por tu cuenta. Habla con alguien sobre cómo tratar estos efectos secundarios. Si tu medicación estimulante está siendo eficaz, unos efectos secundarios desagradables no son motivo para interrumpirla. Es importante, sin embargo, que informes sobre ellos en tu Centro de Salud o a tu médico de cabecera. Ellos suelen conocer formas de manejar estos efectos secundarios que quizá tú no conozcas.Puede ser suficiente con cambiar la medicación o reducir la dosis, pero deja que sea el profesional quien marque la pauta.
  • Acude a tu médico de Atención Primaria al menos una vez al año para realizar una revisión y un análisis de sangre. Al igual que en todas las enfermedades crónicas para las que se toman medicamentos habitualmente, es importante realizar chequeos regulares. Los análisis de sangre son importantes para evaluar tus funciones hepáticas. Tu médico de familia es probablemente quien te diagnosticó el TDAH y quien mejor te conoce. Consúltale de vez en cuando para evaluar cómo van las cosas.

[1] Adaptado a las denomiinaciones comerciales más comunes en España (N. de la T.)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Adultos con TDAH, TDAH en el colegio y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a 10 Cosas que quisiera que los universitarios con TDAH supieran sobre la medicación

  1. Pingback: 10 Cosas que quisiera que los alumnos con TDAH supieran sobre la medicación | A nuestro hijo o hija le han diagnosticado un TDAH | Scoop.it

  2. Cristina dijo:

    Hola, mi nombre es Cristina, y estoy en pareja con Claudio que tiene unhijo con TDAH, y un atrazo madurativo de 3 años, él no puede escribir bien y vaa a un colegio de oficio! no registra nada si alguien, no lo apoya, el no tiene iniciativa propia! tiene 20 años y cada vez su conducta es mas caprichoza y no acepta que se le diga nada por su bien!! entonces uno lo deja! pero mi pregunta es él hace 3 años no toma la medicación, esto influye cada vez más? y si vuelve con la medicació se nota el cambio!! creo por lo que he leido, nada esta perdido!! que se puede hacer?? ya que leo todos los temas y me interese mucho! me gustaria una respuesta! yo vivo en Neuquen capital, ARGENTINA, Graciaas

    Me gusta

    • Hola Cristina:
      ¡Por supuesto, nada está perdido! Pero es cierto que el tiempo hace que a tu hijo le cueste cada vez más “creer en sí mismo”. Parte de ese rechazo puede venir de “haberse acostumbrado a fracasar”, de una frustración que le quita la iniciativa.
      A su edad, es fundamental que sea él quien tome la decisión de aceptar el tratamiento; no sólo la medicación, sino también una terapia cognitivo-conductual o un entrenamiento (“coaching”) que le sirva para compensar sus carencias. Aprended también vosotros a “manejar el TDAH”.
      Os sugiero que lleguéis a un acuerdo con él, alguna fórmula de “ganar-ganar” que le haga ver que es “por su bien” de una forma más tangible. Cuidad la relación con él, buscad momentos buenos que equilibren los malos.
      Los resultados pueden no ser inmediatos; daos todos un tiempo para comprobar la mejoría y animadle por cada avance que consiga, por pequeño que sea.
      En la asociación local de TDAH podéis encontrar personas con sus mismos síntomas, que van a comprenderle/comprenderos y apoyarle/apoyaros.
      Un cordial saludo,

      Me gusta

  3. marisa dijo:

    hola soy de tucuman argentina y tengo un hijo de 5 años con tdah y dos veces suspendi el tratamiento y ahora como q los sintomas volvieron mas fuertes y me costo mucho entender q necesita la medicacion ahora empeso de nuevo el tratamiento hoy tomo media pastillas antes de ir al colegio y no pienso abandonar mas el tratamiento pero sabes q aca en mi provincia no hay ni un lugar para ellos solo el hospital publico donde recibe el tratamiento pero de ahi para q hagan otras actividades no hay nada y el estado tampoca ayuda economicamente a estos chicos estamos solos.

    Me gusta

  4. Jaime dijo:

    Buenas, me ha gustado mucho el articulo. Queria saber si es recomendable empezar con el tratamieno a edades adultas como los 18. Y que medicamiento recomienda en estos casos. Gracias

    Me gusta

    • Hola, Jaime. Gracias por tu comentario.
      Es recomendable tratar el TDAH a cualquier edad, siempre que el trastorno esté causando problemas en el trabajo, los estudios, las relaciones personales u otro aspecto de la vida cotidiana.
      El tipo de tratamiento, la medicación y las terapias complementarias más adecuadas deben ser determinados por un profesional tras una consulta diagnóstica.
      Un saludo,

      Me gusta

  5. Gemma dijo:

    Hola yo tengo una niña que toma el concerta 36mlg.me gustaría saber sí eso les pergudica alguna parte de su cuerpo o algo .no me gustaría que por arreglar una cosa le afectará otra

    Me gusta

  6. Pablo Alborán garcia dijo:

    Y los que no pueden tomar medicación? Lo fácil es darla, lo complicado es no poder tomarla por efectos secundarios muy perjudiciales. ¿ entonces qué? Ya se lo digo: sacrificio y absoluta dedicación de la padres. Eso es lo único que realmente funciona. Y para eso los padres deben estar formados e informados. Y muchos profesionales de la medicina y de la pedagogía no ayudan….hablo desde la experiencia de años. Ya vale de sólo hablar de la pastillita. Mi hijo está en la universidad, con un TDAH moderado a grave y todo ello gracias a nosotros y a pesar de profesores y algunos médicos y psicólogos!!!

    Me gusta

  7. Mildrez dijo:

    Yo quisiera que me ayudaran yo soy abuela de Luisa Alejandro y lo lleve al neurologo porque detecte que el tenia Deficit de Atencion o Hiperactividad, fui con los padres, pero ellos no quisieron darle los medicamentos y ahora esta en 4to Grado peros eimpre su evaluacion es D….como ayudo a mi nieto donde debo llevarlo porque quiero que tome sus emdicamentos para que alcance una mejor nota donde debo llevarlo hablo con la maestra y lo unico que me da de el son quejas… No esta especializado yo con 56 años leo todo lo referente a estos problemas de los niños… A quien debo acudir quiero llevar a mi neito a un doctor para que me lo recete… y luego se lo dijo a sus papa… ellos no creen en los medicamentos pero yo veo el fracaso de mi nieto en su escuela y me siento muy triste…. Ayudeme—

    Me gusta

    • Veronica Aguirre dijo:

      Llévelo a un Paidopsiquiatra, yo estoy en el mismo caso que tú, yo atiendo a mi nieto, solo que yo lo tengo conmigo y le doy metilfenidato, que le receto el Paidopsiquiatra, él ha mejorado mucho. Yo hago todo lo posible por él, lo llevo a deportes ya un taller de robótica, y le va bien en la escuela, haz todo tú esfuerzo por el niño, porque prácticamente solo cuenta contigo.
      Hay videos sobre el tdah en YouTube muéstrales uno a sus padres para que lo entiendan y se involucren.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s