ADULTOS CON TDAH: CÓMO CONTROLAR LOS GASTOS

Una estrategia

No es raro que muchas personas con TDAH tengan problemas financieros. Después de todo, los problemas de planificación y  autocontrol son justo lo contrario de lo necesario para elaborar un presupuesto (¿has oído hablar de los gastos impulsivos?), que es la mejor herramienta para evitar problemas económicos y así ahorrar para una casa, la universidad, la jubilación o cualquier otro objetivo.

Un presupuesto no es una lista de cosas en que gastar dinero. Es una declaración del límite de los gastos a partir de tu ingreso neto disponible (IND); lo que queda de tu sueldo después de deducir los créditos, cuotas mensuales… El IND es lo que tienes para cubrir todos los demás gastos: desde comprar un electrodoméstico o hacer un viaje, a comprar el periódico o tomar un café.

Obviamente, el IND debe ser mayor que tus gastos; por tanto, el primer paso para elaborar un presupuesto es saber cuánto gastas cada mes y en qué lo gastas.

Durante un mes, anota cada compra que realices. Pide un recibo cuando sea posible, y anota en tu cartera los pagos en efectivo de los que no tengas recibo. Si compras algo en Internet, imprime el registro inmediatamente. Al final de cada día, haz las cuentas de todos los gastos.

A final de mes, reúne las cuentas diarias y las de las tarjetas de crédito para definir tus hábitos de gasto. Algunos gastos, por supuesto, son inevitables, pero busca cosas en las que has gastado demasiado. ¿Has comprado libros a pesar de que tus estanterías crujen por el peso de los que aún no has leído? ¿Compraste otro conjunto, a pesar de que tienes el armario lleno de ropa que apenas te has puesto?

A partir de esta reflexión, fija un presupuesto: cuánto crees que deberías gastar en cada grupo de cosas. Comprueba cada mes cuánto te has ajustado a tu plan. Si lo sigues con seriedad, sacarás el máximo provecho de cada euro.

Divide y vencerás

Puede ser bueno que tu pareja y tú llevéis cuentas separadas. Esto evitará algunos problemas con gastos no contabilizados o no previstos, o con compras impulsivas.

Acude a profesionales

Puede llegar a ser aconsejable solicitar la ayuda de un profesional contable o de un asesor financiero. Habrás oído a lo largo de toda tu vida: “Esto deberías ser capaz de hacerlo tú solo”. Esto hace que te cueste solicitar ayuda. Sin embargo, admitir que necesitas ayuda es un signo de fortaleza. Pide a tus amigos de confianza o familiares que te recomienden algún profesional, y acude a una consulta para saber si es quien tú necesitas.

Algo sencillo es mejor que nada

Al elaborar un presupuesto se piensa en algo detallado y minucioso; un verdadero problema para las personas con TDAH.

Podemos simplificar el presupuesto estimando las cifras aproximadas, sin calcular hasta el último céntimo. Para diseñar un presupuesto simplificado, basta con establecer unos pocos conceptos, desglosados ​​sobre todo en “necesidades” y “deseos”. Incluso el presupuesto más sencillo puede ayudarte a alcanzar tu objetivo: gastar menos de lo que ganas.

18 trucos para ahorrar

  1. Haz una lista de 10 buenas razones para mejorar tus hábitos de gasto. Enmárcala y colócala donde guardas tus facturas.
  2. Lucha contra el impulso de comprar algo simplemente porque está de oferta. No vas a ahorrar si compras demasiado de algo, o compras algo que no necesitas realmente. Los vales de descuento están muy bien, siempre que los uses para comprar lo que necesitas.
  3. Para evitar las compras impulsivas, no entres a las tiendas si no tienes que comprar algo concreto.
  4. Compra en tiendas de ropa rebajada. Para lámparas, muebles y otros artículos caros, busca los artículos de ocasión.
  5. Cuando vayas al supermercado, prepara una lista de la compra y síguela estrictamente. Llévala contigo y ve tachando los artículos a medida que los añades al carro.
  6. Fija de antemano cuánto vas a gastar. Lleva una calculadora y ve sumando el coste acumulado después de cada artículo.
  7. Evita la tentación de comprar café “de diseño”. Prepáralo en tu cafetera de siempre.
  8. Busca diversiones gratuitas o de bajo costo. Muchos zoológicos, museos… son gratuitos un día de la semana. Aprovecha el “Día del espectador” en los cines. Anda en bicicleta, da un paseo por el monte o sal a comer al campo. Cena en casa con los amigos en vez de ir a un restaurante.
  9. Cámbiate a un banco que no cobre comisiones en los cajeros.
  10. Deja en casa tu tarjeta de crédito y lleva poco dinero en la cartera. Recuerda: si no lo tienes, no lo puedes gastar.
  11. Conserva una tarjeta de crédito para casos de emergencia: pero guárdala dentro de un bloque de hielo en el congelador.
  12. No compres productos perecederos (yogures, fruta…) hasta que hayas utilizado los que tienes en casa.
  13. Si tienes que comer fuera, prepara por la noche algo para el día siguiente. No es necesario comer en un restaurante.
  14. Busca un servicio telefónico económico. Consulta con varios operadores hasta encontrar el mejor plan para tu familia. Ten en cuenta cuántos minutos necesitas, en qué horario…
  15. Comienza a ahorrar para los regalos de Navidad y aporta algo cada semana. Así evitarás gastar de más y encontrarte con deudas en enero.
  16. Retrasa las compras no programadas. Si cuando vas de compras ves algo que te gusta, consúltalo con la almohada. Si aún lo quieres al día siguiente, vuelve a comprarlo (la mayoría de las veces, no te apetecerá hacerlo).
  17. Paga todas tus cuentas a tiempo para evitar recargos por demora. Si te cuesta recordarlo, fija un día como ” día de pago de cuentas”. Si sueles utilizar el ordenador, prepara un recordatorio electrónico. Algunas compañías telefónicas ofrecen un servicio de avisos que envía un mensaje a tu teléfono el día solicitado.
  18. Adopta una “actitud agradecida”, siendo consciente de que no te estás privando de nada: todas tus necesidades están cubiertas.

Descarga el texto en formato pdf

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Adultos con TDAH y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ADULTOS CON TDAH: CÓMO CONTROLAR LOS GASTOS

  1. Pingback: Consejos para una buena gestión del dinero | TDAH

  2. Muy interesante. Saber controlar los gastos es algo fundamental y mucho más en tiempos de crisis como el que vivimos en la actualidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s