Mentiras que nos contamos (y nos creemos) los adultos con TDAH

Alan-Brown-ADD-Crusher-21

Escrito por Alan Brown
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

Print

Ya sé que llamarnos mentirosos puede no ser la forma más correcta de empezar un artículo. Pero lo somos todos nosotros, yo incluido.ADHD-Adult-Lies-ADD-Crusher

Recientemente compartí la presentación de un seminario web de ADDA con el gran Eric Tivers, que expuso lo que él llama “Las mayores mentiras que las personas con TDAH se cuentan a sí mismas… y se creen.” Trolas como…

“Me acordaré de ello.” “Lo haré más tarde”. “Estaré listo en cinco minutos.” “Voy justo a revisar mi correo electrónico.” “Sólo voy a hacer una más.”

Cierto es que parecen mentiras bastante inocentes (nada que ver con cosas como, “¡No, no voy a invadir su país!” o “Sí, soy el sucesor del Dalai Lama”). Pero no hace falta ser Doctor en Psiquiatría para saber a qué tipo de problemas y agobios nos pueden llevar estas mentiras.

La charla de Eric me recordó una estrategia que diseñé hace algún tiempo, pero que no llegué a incluir en los vídeos ADD Crusher, ni a mencionar siquiera en el blog, hasta ahora. Es un ‘truco mental’ que yo llamo “entérate de lo que ya sabes y APRÉNDELO”, y va directamente a contradecir esas mentiras que nos contamos a nosotros mismos. Aquí va:

Los Adultos con TDAH, sabemos, en el fondo, que esas mentiras lo son (“Sé que no voy a hacer sólo una más, pero me da igual, porque me lo paso bien hiperconcentrado”). También sabemos, algo más en el fondo, la clase de caos a que nos lleva creernos estas mentiras (“mi marido se va a poner hecho una furia si vuelvo a llegar tarde”). Pero no SABEMOS de verdad algo hasta que actuamos conforme a ese conocimiento. Una cosa es “saber”. Pero HACER LO CORRECTO (es decir, actuar) es APRENDER de verdad.

Partiendo de estas premisas, puedes poner en marcha esta potente estrategia. Veamos, por ejemplo, este típico diálogo interno:

ADHD-adult-Lies2-ADD-Crusher-204x300

“Voy a revisar sólo unos pocos emails antes de salir para ver la función de mi hija…” [Primera Mentira: en el fondo, sabes que estás en plena y agradable sesión de hiperconcentración].

“… Además, sólo me va a costar un minuto prepararme…” [Segunda Mentira: nunca has cronometrado lo que te cuesta prepararte. Estás engañándote a ti mismo permitirte para seguir hiperconcentrado]

“…y, seguramente, llegaré allí en un cuarto de hora.” [Tercera Mentira: si te paras a pensar, 15 minutos es lo mínimo que te ha costado nunca llegar allí; tu pensamiento TDAH distorsiona el tiempo conforme a tus deseos.]

Y, en suma, en el fondo sabes que una situación igual o parecida te ha hecho llegar tarde a esto, aquello o lo de más allá otras muchas veces. Ahora, la cuestión fundamental que debes plantearte es si vas a ENTERARTE DE LO QUE YA SABES y vas a APRENDERLO DE VERDAD: si vas a levantarte de esa silla e ir inmediatamente a la función de tu hija, para realmente llegar pronto. ¡Piensa en lo bien que te sentirás! Aquí reside el poder de enterarte de lo que ya sabes y saberlo de verdad.

Así que, la próxima vez que te pilles en una de estas pequeñas mentiras, pregúntate: ¿no me doy cuenta de que sólo estoy diciendo tonterías? ¿No me doy cuenta de que no hacer caso de lo que sé no me llevará a nada bueno? ¿HE APRENDIDO el poder de HACER lo que debo, en vez de creerme esas mentiras?

Con conocimiento,

Alan

About these ads
Publicado en Adultos con TDAH, TDAH en primera persona | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

TDAH: Cómo conseguir que tu hijo coma – 03

WebMD apetito 03

Imagen | Publicado en de | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¡Hola! Soy Sandra

Hola soy Sandra

 

 

 

.

Imagen | Publicado en de | Etiquetado , , , , | 7 comentarios

TDAH: Cómo conseguir que tu hijo coma – 02

WebMD apetito 02

Imagen | Publicado en de | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

TDAH: Cómo conseguir que tu hijo coma – 01

WebMD apetito 01

Imagen | Publicado en de | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

TDAH: cuando es tu hijo el acosador

laura flynn mccarthy

Escrito por Laura Flynn McCarthy
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

ADDitude

Puede ser frecuente que tu hijo sea víctima de acoso escolar, pero ¿qué pasa cuando es tu hijo quien acosa en la escuela? Veamos lo que los padres pueden hacer para ayudar a calmarse a sus hijos con TDAH.

Muchos padres de niños con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH ) se preocupan de que su niño sufra acosado escolar. Sin embargo, a veces son los niños con TDAH los acosadores. Según un reciente estudio, un niño con TDAH es tres veces más propenso a acosar a compañeros que uno sin el trastorno. He aquí cómo parar en seco el acoso.

No acuses a tu hijo de acosar

Evita la tentación de gritarle. En vez de eso, dile tranquilamente: “Ha llamado tu profesora y me ha dicho que te han visto empujando a Johnny en el patio. ¿Cuál es tu versión?” No te sorprendas si no reconoce nada y no muestra ningún remordimiento. “Debes recordarle cómo se sintió él la última vez que alguien le maltrató”, dice el Dr. Robert Sege, catedrático de Pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad Tufts.

Encárgale alguna tarea constructiva

“Los acosadores son líderes natos”, dice el Dr. Sege. Habla con el profesor para encargar a tu hijo algo para hacer en los momentos en que suele comportarse mal. Por ejemplo, organizar un equipo de limpieza del patio o llevar escritos al despacho.

Evita el acoso antes de que ocurra

Pregunta al profesor dónde se da el acoso. Si es en el autobús escolar, asígnale un asiento cerca del moitor y lejos de la víctima. Si es en el recreo, haz que tu hijo sólo juegue en una zona bajo supervisión.

Ayuda a tu hijo a controlar sus emociones

Si tu hijo reacciona con violencia cuando los demás se burlan de él, utiliza juegos de rol para ayudarle a regular sus sentimientos. “Di, ‘Te quiero y creo que eres fantástico, pero ahora voy a insultarte; es como un juego’”, dice el Dr. Alan Kazdin, director del Centro de Educación Parental y Clínica de la Conducta Infantil de la Universidad de Yale. “‘No importa lo que te diga, no me hagas caso y no te pongas agresivo.’ Entonces puedes decirle: “Eres un bicho raro.” “Si tu hijo no responde, felicítale. Entonces, dile: “Ahora voy a seguir insultándote y tú vas a marcharte.” Si lo hace así, vuelve a felicitarle.

No pienses que eres un mal padre

Si el profesor te llama para hablarte de la conducta agresiva de tu hijo, podrías tratar de excusar sus actos. ¡No lo hagas! Trata de recabar información –a quién, cuándo, cómo… -para poder ayudar a tu hijo; termina la conversación en un tono positivo.

Cuanto más seguro se sienta tu hijo, menos probable será que acose a otros.

Publicado en TDAH en el colegio, Textos y recursos para padres | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

La maleta del TDAH

ADD consults

Escrito por Terry Matlen
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

suitcase1

Tengo que hacer una confesión.

Hace diez días que regresamos de unas vacaciones en familia. Y todavía tengo que deshacer la maleta, que sigue en el suelo, en medio de nuestro dormitorio. Cada mañana, cuando me levanto, la miro y me hago una nota mental: de verdad, tengo que quitar eso de en medio de una vez. Y todas las noches, cuando me voy a la cama, me hago una segunda nota mental: de verdad, de verdad, tengo que ponerme a hacerlo.

Resulta muy molesto porque, aun con estos recordatorios diarios y nocturnos, sigo posponiéndolo. Quienes no tienen TDAH no tienen que pensar dos veces en esta tontería: deshacen las maletas el mismo día que vuelven de vacaciones o al día siguiente; fin de la historia. Quienes tenemos TDAH jugamos al gato y el ratón continuamente: sabemos que está ahí, sabemos que hay que hacerlo, pero lo evitamos, lo evitamos, lo evitamos… “Es aburrido”. “Lo haré mañana”. O estamos tan acostumbrados a verlo que llega a formar parte del paisaje de la habitación.

La maleta es como una metáfora de nuestro cerebro TDAH. Podemos mantenerla cerrada y que nadie pueda ver el revoltijo que hay en el interior. Si nos confiamos o estamos a solas, la abrimos y vemos el caos de nuestros procesos mentales y cómo afecta ese caos a lo que nos rodea. En ambos casos, la maleta está ahí, llena y desordenada, y lo sabemos. Y nos damos de cabezadas.

No es algo que las personas con TDAH hagamos a propósito, esta acumulación de tareas pendientes. Para nuestro cerebro TDAH resulta difícil acometer tareas que parecen fáciles, porque bueno, ¡no son tan fáciles! ¿Cómo pasar de hacer algo que disfrutas y en lo que estás súper-concentrado a hacer algo mortalmente aburrido? Nuestra falta de sentido del tiempo hace que pensemos que nos puede costar dos horas hacerlo, cuando, en realidad, es probable que lo hagamos en diez minutos.

Sé que llegará un momento en que estaré tan harta que correré a vaciar esa maleta y guardar todo en su sitio. Una vez, me costó más de tres meses llegar a ese momento. Bueno, quizá fueron seis.

Cuando te enfrentas a una tarea que te bloquea, ya sea porque te parece demasiado difícil, demasiado aburrida o demasiado larga, recuerda que, con sólo dedicar 10 minutos, te ahorrarás horas y horas de remordimiento, obsesión y, en casos como este, daño para la vista.

 

.

Publicado en Adultos con TDAH, TDAH en primera persona | Etiquetado , , , | 2 comentarios

TDAH: En acción contra la distracción 09. Final

.ADDitude distracción y 09

.

Imagen | Publicado en de | Etiquetado , , | 1 Comentario

TDAH: En acción contra la distracción 08

.ADDitude distracción 08

.

Imagen | Publicado en de | Etiquetado , , | 1 Comentario

TDAH: En acción contra la distracción 07

.ADDitude distracción 07

.

Imagen | Publicado en de | Etiquetado , , | 1 Comentario