Cómo manejar la ira de tu hijo con TDAH

Acerca de estos anuncios
Vídeo | Publicado el de | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Educar a hijos con TDAH. ¿Puede ayudarte la Terapia Conductual?

Siete técnicas de terapia conductual para TDAH que mejorarán la actitud y el autocontrol de tu hijo.

ADDitude

Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

Los fundamentos de la terapia conductual para el TDAH son fáciles de entender y de poner en práctica, incluso sin ayuda de un terapeuta.

¿Alguna vez has mandado a tu hijo un tiempo fuera por contestarte mal – o le has advertido antes de llevarle a algún lugar que ponga a prueba su autodominio? Entonces ya tienes una idea de cómo funciona la terapia conductual en la educación de hijos con TDAH.

“La modificación de la conducta consiste, en gran parte, en aplicar el sentido común”, dice William Pelham, Jr., Ph.D., director del Centro para Niños y Familias de la Universidad del Estado de Nueva York, en Buffalo. “El problema es que a ninguno de nosotros nos han enseñado a ser buenos padres, y ninguno esperábamos que nuestros hijos necesitarían unos padres con grandes dotes para la educación de los hijos y mucha paciencia.”

La idea básica es establecer normas específicas para regular la conducta de tu hijo (nada vago ni demasiado general) y hacer cumplir esas normas de forma coherente, con consecuencias positivas por seguirlas y consecuencias negativas por incumplirlas. El Dr. Pelham propone estas siete estrategias para mejorar el comportamiento TDAH:

1. Asegúrate de que tu hijo entiende las reglas

Decirle a un niño “haz esto” o “no hagas aquello” no basta. Para asegurarte de que tu hijo interioriza las reglas, escribe listas y colócalas por toda la casa. Por ejemplo, puedes elaborar una lista detallando todo lo que tu hijo debe hacer antes de ir a la escuela.
Asegúrate de que las normas están escritas con claridad. Repásalas para asegurarte de que las entiende, y revísalas cuando sea necesario. Sigue las rutinas a rajatabla hasta que tu hijo las comprenda.

2. Dale órdenes claras

En primer lugar, llama a tu hija por su nombre, para asegurarte de que te atiende. Entonces dile exactamente lo que quieres que haga. Si estás, por ejemplo, en la fila para pagar en el supermercado puedes decirle: “Sara, quédate a mi lado y no toques nada.” No basta con decirle “pórtate bien”; puede que no entienda lo que eso implica. Por último, indícale las consecuencias de desobedecer la orden –y aplícalas siempre.

3. No esperes la perfección

Busca el equilibrio entre los elogios y las críticas. Una regla de oro es alabar a tu hijo por hacer algo bien, al menos cinco veces más de las que le riñes por su mala conducta.
Si esperas resultados inmediatos y perfectos, sólo prepararás a tu hijo para el fracaso. Es mejor que te centres en premiar los pequeños logros y avances poco a poco hacia el resultado que deseas.
Si notas que estás criticándole demasiado, baja el listón un poco. Poniéndote tiquismiquis sólo conseguirás volveros locos tú y tu hijo.

4. Usa frases del tipo “cuando-entonces” para alentar el buen comportamiento y recompensar a tu hijo

Si tu hija te pide permiso para hacer algo que le gusta antes de terminar sus tareas o deberes, dile: “Sí, cuando termines de recoger tu cuarto, entonces puedes salir con tus amigas.” Con los niños más pequeños, es importante que la actividad gratificante se realice inmediatamente después de terminar la tarea u obligación.

5. Establece un sistema de puntos o fichas para las recompensas y las consecuencias

Un sistema eficaz para alentar a tu hijo a cumplir tus órdenes consiste en un bote y unas canicas. Cada vez que tu hijo haga lo que le pides, pon una canica en el bote. Cada vez que no lo haga, saca dos canicas. Al final del día, ganará una pequeña recompensa en función del número de canicas que haya en el bote. El día siguiente, comienza de nuevo.

6. Adapta tus técnicas de disciplina a su edad

Algunas medidas, como el tiempo fuera, pueden no funcionar con los pre-adolescentes y los adolescentes tan bien como con los niños más pequeños. Si tu hija de doce años incumple una norma, puedes encargarle una tarea de cinco minutos, como recoger el cuarto de estar, mejor que mandarle cinco minutos fuera.

Con los niños mayores, es bueno negociar las normas y las recompensas por el buen comportamiento. Por ejemplo, tu hijo puede pediros que le dejéis el coche o salir más tiempo con sus amigos, si colabora en casa y trabaja bien en el colegio.

7. Pide a sus profesores que establezcan un sistema similar en la escuela

Una de las mejores herramientas para la cooperación entre padres y maestros es la tarjeta de control diario. Habla con su profesor para determinar las conductas deseadas en clase -“completar las tareas dentro del tiempo asignado” o “participar en clase”. Al final de cada jornada escolar, el profesor puede anotar una evaluación rápida de cómo ha cumplido tu hijo esos objetivos de conducta, y enviarla a casa con él. Prémiale por haberlo hecho bien ese día con tiempo para jugar fuera o dejándole elegir la emisora en la radio del coche.

Si tu hija estudia ESO o Bachiller, pídele a su tutor que proponga a los demás profesores usar una tarjeta de control diario. Utilizad hojas de su cuaderno de tareas para los informes diarios.

Muchos padres incorporan estas estrategias a la vida familiar sin ayuda profesional. Si tienes dificultades para lograr los resultados que buscas, piensa en apuntarte a un programa de formación para padres. Un programa normal consta de sesiones de dos horas, en las que un terapeuta trabaja con los padres -por lo general en grupo- para darles el apoyo y la orientación necesarios para fomentar la buena conducta.

Publicado en Adolescencia, TDAH en casa, Textos de apoyo psicoeducativo, Textos y recursos para padres | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Sabes que eres un adulto con TDAH cuando…

Vídeo | Publicado el de | Etiquetado , | 2 comentarios

TDAH; Organiza tu vida cotidiana

Vídeo | Publicado el de | Etiquetado , , | 2 comentarios

Adolescentes con TDAH: aprender para el futuro

Vídeo | Publicado el de | Etiquetado , | Deja un comentario

Estudiantes con TDAH: cómo ayudarles en clase

Vídeo | Publicado el de | Etiquetado , , | Deja un comentario

TDAH: En acción contra la distracción. ADDitude Magazine

Vídeo | Publicado el de | Etiquetado , , | 1 comentario

Lo que no ves, no existe: cómo encontrar tus cosas

Terry Matlen
Escrito por Terry Matlen
Traducido por la Dra. Elena Díaz de Guereñu
Texto original en inglés

¿Sufres de OOS-OOM[1]?

Mi amigo Bob, miembro del Grupo de Facebook “Adult ADHD”, acuñó esta abreviatura de “Out of Sight, Out of Mind”. ¿A que te encanta? Suena como un mantra de meditación, ¿verdad? OOS-OOM… OOS-OOM… El único problema es que “Lo que no ves, no existe” crea estrés y tensión, en lugar de paz y relajación, a quienes tenemos TDA. Muchas veces, si no lo tenemos DELANTE DE LOS OJOS, no tenemos ni idea de dónde hemos puesto algo que necesitamos. Y a menudo es “algo” importante, como el móvil, la cartera, o cosas así.

Los cajones son malvados. Los armarios son agujeros negros. Así que dejamos nuestras cosas en ESA mesa o ESTA mesilla de noche, hasta que escapan al control y se pierden en el montón. ¿No es maravilloso cuando estás buscando cualquier cosa y aparece el broche de diamantes que habías heredado de la abuela Edith y pensabas que habías guardado en la caja fuerte del banco?

Sí… a todos nos ha pasado algo así. No hay por qué avergonzarse. Yo todavía estoy buscando los dólares de plata que el abuelo Dave me regaló hace cincuenta años.

¿Y qué puede hacer alguien con TDA?

Hace poco leí un post en el blog de una mujer sin TDA (al menos, que yo sepa…) que estaba tan harta de olvidar dónde dejaba las cosas, que desarrolló su propia estrategia. Hablaba para sí misma en voz alta, de este modo:

Pongo el reloj en la mesa de la cocina (repetir 3 veces). O bien, Dejo mi teléfono móvil en el recibidor (repetir 3 veces). Ya coges la idea.

Creo de veras que es un buen consejo, a menos que estés en el trabajo o en algún sitio donde podrías molestar a otras personas.

Sabemos que a la gente con TDA le van bien las señales visuales, he hablado mucho sobre esto en los últimos años. Uno de mis mayores enemigos TDA es el papel: papeles, papeles por todas partes. Facturas, informes, documentos, etc. Durante años, cuando tenía que encontrar un papel importante, me pasaba horas buscándolo en vano. Una vez supe de mi TDA y busqué ayuda, contraté a una organizadora profesional que me ayudó a configurar sistemas. Me dijo que, en lugar de luchar contra mi necesidad de señales visuales, encontrase la forma de hacer que me resultase útil. Así que, en lugar de poner las cosas en cajones, cajas o armarios, sabiendo que nunca conseguiría encontrarlas, hemos creado un sistema diferente. Y lo he estado utilizando hasta el día de hoy.

Para papeles importantes, pero temporales, que debo tener A LA VISTA, como invitaciones, recordatorios de renovación, citas y demás, tengo un gran tablón de anuncios en mi despacho de casa, clavado en la puerta del armario, de modo que pueda verlo fácilmente mientras estoy trabajando. Tengo otros tres tableros de corcho más pequeños, junto a ese para cosas que debo tener a la vista durante mucho tiempo. En ellos tengo clavadas mis contraseñas, el horario de la escuela de mi hija, números de teléfono importantes, etc.

La pega es que tener las cosas a la vista puede causar desorden a la vista. Lo que es como decir montones y montones. Y yo tengo mucho que callar si se trata de montañas de papeles. Hace poco encontré en Etsy unas cestas vintage de alambre muy majas (puedes ver algunas aquí). Estoy empezando a revisar mis montañas de papeles y poner en una cesta los de “hacer ya”. Voy a comprar algunas cestas más para clasificar y archivar después; así, al menos, los montones no hacen tanto daño a la vista. Antes de la idea de las cestas transparentes, solía usar carpetas de manila, pero el OOS-OOM persistía. No se puede ver lo que hay en una carpeta, aunque me imagino que podrían funcionar las de plástico transparente. Pero, por ahora, me apunto al estilo vintage.

¿Y tú? ¿Qué haces con las cosas que pueden acabar fácilmente en el agujero negro? ¿Cómo las encuentras sin tener que recurrir a un mantra?

[1] OOS-OOM: “Out of sight, Out of Mind” (Si no lo ves, no existe para ti)

Publicado en Adultos con TDAH, TDAH en primera persona | Etiquetado , , | 2 comentarios

TDAH: Cómo conseguir que tu hijo coma (completo – vídeo)

Vídeo | Publicado el de | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

TDAH: Cómo conseguir que tu hijo coma – y 11

WebMD apetito 11-fin

Imagen | Publicado el de | Etiquetado , , , , | Deja un comentario